La polémica sobre la posibilidad de manifestarse el próximo lunes acaba de encontrarse con la respuesta de la Delegación del Gobierno en Madrid: quedan prohibidas todas las manifestaciones, según se acaba de anunciar. Tanto las que habían sido comunicadas para el domingo como para el lunes.

Motivos de salud pública

El delegado del Gobierno en Madrid, José Manuel Franco ha explicado que se trata de «motivos de saludo pública» los que han llevado a tomar la decisión de prohibirlas todas. «Las posibles confluencias de diferentes concentraciones multitudinarias» en distintas zonas de la capital han llevado a la Delegación del Gobierno a analizar la situación y considerar que permitirlas supondría poner en riesgo la salud pública, sobre todo en un momento en el que Madrid sigue siendo uno de los territorios «con mayor índice de contagios así como de personas hospitalizadas, por encima de la media nacional».

Cambio de criterio

En un primer momento la Delegación de Gobierno había anunciado que permitirían concentraciones con limitación de aforo en 500 personas, aunque sí señaló que las medidas que se tomarían podrían ir modificándose en la medida que la pandemia fuera evolucionando hasta la fecha. Lo anunció instantes después de que la ministra de Sanidad, Darias, fuera rotunda con la manifestación del 8M, explicando que no había lugar a celebrarla por encontrarnos en una situación de riesgo extremo por el COVID.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre