Esta semana la Agrupación Reformista de Policías (ARP) ha emitido un comunicado para denunciar la falta de plantilla de la Policía Nacional ceutí, además de otra serie de condiciones que dificultan sobremanera la labor de este cuerpo de seguridad en la ciudad autónoma en cuestión.

La principal reclamación es que la plantilla policial de la ciudad autónoma es insuficiente para atender los numerosos servicios encomendados

Estas demandas de mejora de las instalaciones ceutíes se llevan haciendo desde hace años. Así, ARP ha afirmado que no va a reparar esfuerzos en demandar un nuevo edificio policial como sede de una Jefatura policial en la ciudad ya que la mayoría de las instalaciones se encuentran obsoletas e insalubres.

La principal reclamación es que la plantilla policial de la ciudad autónoma es insuficiente para atender los numerosos servicios encomendados, observándose cómo se ha tenido que apartar a otros funcionarios de determinados servicios para hacer frente a la preocupante situación de la Frontera de Tarajal.

La Jefatura Superior de Policía de Ceuta se sustenta en una plantilla que en edad supera a la media nacional lo que comporta unas desventajas de operatividad funcional, a lo que se suma la próxima jubilación de una veintena de funcionarios. Este hecho por sí mismo exige un ingreso de nuevos miembros a la unidad.

La plantilla en cuestión atiende de forma arriesgada el traslado de un importante número de personas a las distintas sedes judiciales, traslados y expulsiones de detenidos a la frontera con Marruecos, cifras que son ejemplo del trabajo abnegado de unos funcionarios que soportan un volumen muy superior a cualquier otra brigada policial establecida en territorio peninsular.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

6 − 6 =