Agustín Martínez Becerra, abogado de los acusados, durante el juicio iniciado este lunes en Córdoba. Foto: Europa Press.

El titular del Juzgado de lo Penal número 1 de Córdoba, Luis Javier Santos, ha recordado este lunes, durante el comienzo del juicio por presuntos abusos sexuales a una joven en Pozoblanco (Córdoba) el 1 de mayo de 2016, que el video grabado por uno de los cuatro acusados, que ya cumplen una condena de 15 años de prisión por agresión sexual junto a un quinto miembro de la denominada La Manada, “no es la única prueba existente en el procedimiento” y se ha referido al “consentimiento” prestado por los acusados ante el juez instructor de Pamplona, donde se hallaron las citadas grabaciones después de entregar sus teléfonos móviles a los agentes de la Policía Foral de Navarra.

El juez recuerda que “no es la única prueba existente en el procedimiento”

El juez ha decidido retrasar hasta la comunicación de la sentencia la decisión final sobre la nulidad o no de esta prueba de cargo que presuntamente involucra en los hechos a los cuatro jóvenes sevillanos.

Como estaba previsto, Alfonso Jesús Cabezuelo, Jesús Escudero, Antonio Manuel Guerrero y José Ángel Prenda se ha acogido a su derecho a no declarar y se han declarado inocentes de los presuntos abusos sexuales cometidos en mayo de 2016 sobre una joven a la que subieron en su vehículo y que, inmediatamente, quedó totalmente inconsciente y no recuerda nada de lo que recogieron los jóvenes en la grabación. El fiscal solicita una pena de siete años de prisión para cada uno de ellos.

La investigación de este caso se inició en septiembre de 2016, poco después de la agresión sexual en grupo de los Sanfermines de ese mismo año. Esos archivos de vídeo fueron descubiertos por agentes de la Policía Foral de Navarra durante la investigación que estaban desarrollando en Pamplona por la agresión sexual de La Manada a la víctima madrileña de los Sanfermines. Sólo entonces fue cuando la víctima de Pozoblanco tuvo conocimiento de los presuntos abusos sexuales que ahora se juzgan, hechos que le causaron a la joven “estrés postraumático”.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre