La Cumbre Social Estatal, formada por más de 200 organizaciones sociales, entre las que se integran los sindicatos CCOO, UGT, USO, lamenta profundamente que no haya un gobierno de cambio y se posterguen, una vez más, las luchas contra la desigualdad, la precariedad y, la reversión de los recortes sociales acometidos con la excusa de la crisis.

La Cumbre Social Estatal celebró su séptimo aniversario

En noviembre de 2018, la Cumbre Social Estatal, que celebró ayer su séptimo aniversario coincidiendo con la investidura fallida de Pedro Sánchez, presentó un trabajo de análisis centrado en el impacto de los 10 años de crisis y recortes sociales y del que surgió una batería de propuestas encaminadas a la recuperación del Estado de Bienestar, presentadas a los partidos políticos que concurrieron a las últimas citas electorales, tal y como recoge su Memoria Anual de Actividades 2018-2019.

Para la Cumbre Social Estatal es urgente “abordar cambios legislativos de calado” como los que recogía entre sus propuestas: la reversión de las reformas laborales, el debate sobre una prestación de ingresos mínimos, o la revalorización de las pensiones, “hacían muy necesaria la conformación de un gobierno que pudiese empezar a trabajar cuanto antes”, ha señalado la organización en un comunicado.

Igual de importante resulta para la Cumbre Social contar con unos presupuestos que permitan mejorar sustancialmente la financiación de políticas como Vivienda, Dependencia, Sanidad o Educación, que han visto mermados sus recursos con la excusa de la crisis y no los han recuperado, pese a la mejora de los indicadores macroeconómicos.

El nuevo Gobierno deberá abordar cambios legislativos de calado

Por todo ello, la Cumbre Social Estatal considera “que se ha perdido la oportunidad de conformar un gobierno progresista, de cambio, sensible ante las necesidades sociales, condenándose a la ciudadanía nuevamente a la incertidumbre y aumentando su distanciamiento con la política”.

El análisis y las propuestas de la Cumbre Social Estatal y de las organizaciones que la conforman, “siguen tan vigentes y actuales como en noviembre de 2018, como sigue siendo necesario y valioso el contar con puntos de encuentro y reivindicaciones comunes a todas ellas”, han demandado en el comunicado.

Es por ello por lo que, desde la organización social, se proponen seguir trabajando todas las organizaciones juntas, “en defensa de los derechos de las personas, especialmente de aquellas en situación de vulnerabilidad”, y llaman a los partidos políticos a priorizar también este objetivo, “aunque ello suponga renunciar parcialmente a sus posiciones iniciales o compartir espacios de poder con sus adversarios en las urnas”, han concluido.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre