rey

La cuenta suiza “Soleado”, detectada por la Brigada de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF), se ha convertido en la clave para aclarar el patrimonio real del rey emérito, Juan Carlos I, que según la revista Forbes puede ascender a más de 2.000 millones de euros. “Soleado”, una cuenta que está siendo investigada por el fiscal suizo Yves Bertossa, apunta a supuestos testaferros del rey emérito como Arturo Fasana y Dante Canonica. Bertossa ha abierto la causa P14783/2018, también conocida por la prensa suiza como “los papeles secretos de Ginebra”, a raíz de los audios en los que Corinna zu Sayn-Wittgenstein, la “amiga entrañable” de Juan Carlos I, habla de los supuestos negocios opacos del monarca español en el extranjero.

“Soleado”, abierta en el banco ginebrino Credit Suisse (entidad considerada por el Senado norteamericano como un canal para la evasión de capitales a nivel mundial), salió a la luz pública tras la implicación del bróker suizo Arturo Fasana en la trama Gürtel. A fecha de hoy nadie sabe cuántos millonarios y empresarios españoles figuran en las diferentes subcuentas asociadas ni cuánto dinero hay depositado en ella. Pero se sospecha que un auténtico emporio oculto al fisco español.

La misteriosa cuenta lleva un cuarto de siglo dando que hablar sin que nadie haya podido acceder a su balance contable real. Si el rey emérito tiene allí sus ahorros es algo que está investigando el fiscal Bertossa, que indaga en una compleja trama internacional de testaferros. Según el informe que la UDEF puso en manos del Juzgado Central de Instrucción Número 5 de la Audiencia Nacional, y al que ha tenido acceso Diario16, “Soleado” fue abierta en el Credit Suisse de Ginebra (Suiza) en el año 1995 “por los directores de la sociedad de gestión de patrimonios Rhone Gestión S.A., Marcel Hagger y Arturo Fasana, y se componía, a partir de la información disponible, de siete subcuentas en otras tantas monedas (euros, dólares estadounidenses, libras esterlinas, pesetas, francos suizos, francos belgas y marcos alemanes) así como de otra subcuenta de valores financieros”.

Los fondos llegaban a “Soleado” desde “el exterior” y posteriormente se transferían a las cuentas de los beneficiarios económicos de los mismos en la propia entidad Credit Suisse, de tal forma que “servía como canal para la circulación del dinero de los clientes de Rhone Gestión”, según el informe de la UDEF.

Dos de estos beneficiarios eran Francisco Correa, cerebro de la trama Gürtel a través de la entidad panameña de su propiedad Golden Chain Properties S.A., y José Ramón Blanco Balín, que “recibía dinero tanto de una cuenta nominativa como en otra cuyo titular era la entidad Darwin International Consultants INC, de la que era el beneficiario real”.

Según la UDEF, el inicio de las operaciones con dicha cuenta por parte de Francisco Correa se sitúa “al comienzo de su relación profesional con Arturo Fasana y del papel de este como gestor de parte de su patrimonio personal fuera de España”. Una de las primeras actuaciones que se llevaron a cabo fue el traspaso de parte de los activos de Correa en el exterior hacia Suiza, “en concreto de la nueva estructura creada conformada por una nueva compañía constituida ‘ad hoc’ en Panamá, administrada de forma fiduciaria por Fasana, y una cuenta bancaria asociada abierta en la entidad Credit Suisse”.

De esa forma, según la UDEF, “Francisco Correa confirmó las instrucciones dadas por Pablo Crespo a la entidad Compañía Monegasca de Banca para el traspaso de todos los activos (en moneda euros y dólares norteamericanos, así como inversiones financieras) de la cuenta de dicha entidad de la sociedad Awberry License NV a las coordenadas que este les indicó y que no son otras que las de la cuenta ‘Soleado’ y el posterior cierre de la misma”.

El movimiento financiero de “Soleado” ha sido incesante durante todos estos años. Así, entre los meses de junio y julio de 2005 se transfieren 4,9 millones de euros y 5,4 millones de dólares hacia Suiza empleando este canal, desde donde posteriormente son traspasados a la cuenta de Golden Chain. Asimismo, a través de “Soleado” han circulado otros fondos de Correa derivados de una “operación de intermediación inmobiliaria”. De esta manera, recibió la “comisión” pagada por el empresario y ex presidente del Real Madrid Fernando Martín “para la adjudicación de Martinsa de unos terrenos (parcela UE-124) por parte del Ayuntamiento de Arganda del Rey (Madrid), mediante la transferencia de 18,7 millones de euros el día 29 de junio de 2006 desde la cuenta de la entidad Cedargrove en el Lloyds TSB de Mónaco”. Cabe recordar que el pasado mes de septiembre el juez del caso Gürtel, el magistrado de la Audiencia Nacional José de la Mata, abrió juicio contra 21 personas −entre ellas Correa y Martín, en la pieza que trata sobre contratos irregulares del Ayuntamiento de Arganda−, e impuso fianzas por valor de casi 80 millones de euros.

Según el informe de la UDEF, “Soleado” también ha canalizado dos operaciones de carácter patrimonial: por una parte el beneficio generado por la inversión de la entidad Rustfield LTD en la sociedad Proyedicon SL, destinada a la adquisición de una finca en El Escorial, cuya posterior enajenación reportó un millón de euros, que previa expatriación al Reino Unido (Barclays Bank) el 18 de diciembre de 2006 es traspasado a la entidad Golden; y por otro lado el precio de venta de la embarcación de lujo Riva Venere, adquirida a través de la entidad constituida por Panamá Roseport Holdings Group Corp el 18 de agosto de 2005”, según el informe de la UDEF.

“Por su parte, los fondos recibidos por Ramón Blanco Balín tanto en su cuenta nominativa como en la de la entidad Darwin proceden del reparto de dividendos con origen en entradas de fondos desde sociedades domiciliadas en Antillas Holandesas o Madeira en su mayoría, así como una parte de la comisión pagada por Fernando Martín por la adjudicación a Martinsa en Arganda del Rey por importe de 130.000 euros el 29 de junio de 2006”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here