Un minuto de silencio por las víctimas de los atentados de Barcelona y Cambrils fue el protagonista del inicio del debate por la trama Gürtel en el Congreso. Sus señorías acudieron con la baldía esperanza de fiscalizar políticamente al PP por Gürtel, como después fueron reconociendo ante la Cámara. Pero no cumplieron sus expectativas. Se exigió comparecencia a Rajoy, -a petición del PSOE y Podemos-, tras declarar como testigo en la Audiencia Nacional para aclarar cuestiones de financiación ilegal del PP. Sin embargo, Rajoy no ha entrado en el fondo del debate de la corrupción, no ha contestado a la oposición, ha ignorado las hirientes preguntas de Iglesias sobre los papeles de Bárcenas y los sobresueldos, y en ningún momento ha pronunciado la palabra Gürtel. Nuestro corresponsal y fotógrafo de Diario 16, Agustín Millán, presente en el Hemiciclo valora las intervenciones de Rajoy y del partido de Gobierno, como “un mitin y pantomina en la que no se ha hecho referencia alguna a Gürtel, en la que se ha tirado balones fuera intentando poner en evidencia al PSOE, Podemos y a los independentistas de ERC”.

“En el ambiente del Hemiciclo había pataletas continuas del PP golpeando algunos diputados populares las mesas cuando Margartita Robles tomaba la palabra para defenderse de las acusaciones de Mariano Rajoy, referidas a la época de cuando ella fue Subsecretaria de Estado del Ministerio del Interior con el ministro Belloch”, destaca Millán. Nuestro redactor recuerda que “entonces no había más corrupción, y los casos eran bien distintos”.

Millán relata que “en la segunda parte del debate, en la contra-réplica de Rajoy, ha tratado de ser más agresivo con la oposición, especialmente con la portavoz del PSOE, Margarita Robles, al citar los casos de Laza y Zabala, -los primeros asesinatos del Gal-, en la que la diputada en su día acudiera como testigo, pero en circunstancias distintas a las de Rajoy”.

Rajoy fue muy duro con Robles al decirle “le pido pudor para que la pueda tomar en serio”, o “sí es que usted tiene un partido político”. El PP se ha escudado en que “no le pidieron la dimisión a Margarita Robles cuando compareció en la Audiencia Nacional”, pero ella sí le pidió hoy la dimisión a Rajoy en nombre del PSOE y de Pedro Sánchez cuando también lo solicitó meses atrás. Robles le dijo a Rajoy “no admito que usted me dé lecciones”, y Rajoy le reclamó su presunción de inocencia como Robles ha defendido en otros políticos, “¿o soy de peor condición que Iglesias?”, espetó el presidente.

Otro momento cumbre señalado por nuestro corresponsal es cuándo Pablo Iglesias ha hecho seis preguntas sobre la trama Gürtel que no han sido contestadas por Rajoy. El presidente ha ignorado a Iglesias y a la oposición, pero el líder de Podemos ha respondido al líder del Ejecutivo con “el objeto de este pleno es para comparecer por Gürtel y no para hablar de gestión económica u otras cuestiones”.

El portavoz del PP, Rafael Hernando, y el mismo Rajoy, han incidido en la relación económica o financiación de otros partidos como Podemos, poniendo la diana en Venezuela y en Irán. Pero Iglesias se ha zafado rápidamente aludiendo que “el PP utiliza las instituciones para proteger a los corruptos”.

Hernando en su línea habitual más desafiante ha apuntado a Iglesias comparando con Venezuela “sí es que quiere acabar con las libertades, y disolver el parlamento español”.

Albert Rivera ha afirmado que “le han regalado este debate o mitin al Rajoy al principio del curso político”, y recordó que Ciudadanos presentará el próximo lunes en el Congreso una Ley para limitar los mandatos políticos.

El corresponsal Millán también subraya la actitud política de Joan Tardá (ERC) que “ha hecho un discurso independentista escudándose en que Cataluña quiere la independencia para tener un gobierno limpio de corrupción, cuando ellos están gobernando con el partido mas corrupto de la historia de Cataluña”. Además, Rajoy ha recordado a Tardá su reunión secreta con Iglesias antes dela manifestación en Bracelona contra el terrorismo.

“No pretendo ofenderlo, pero es usted más chulo que un ocho, y se irá de aquí fumando un puro”, dijo Tardá a Rajoy en la Cámara. “En Cataluña nos queremos independizar porque estamos hartos de la corrupción. En mi país se creen que somos imbéciles?”, enfatizó Tardá con “Adios corrupción y bienvenida República”.

Por otra parte, el diputado Joan Baldoví , por Compromis en Valencia, ha sido considerado otro azote político contra Rajoy en el debate de Gürtel, que ha recordado 65 causas abiertas por corrupción, y ha subrayado que “en otros países un presidente ya hubiera dimitido”.

El PNV que apoyó esta comparecencia de Rajoy por la trama Gütel, -independientemente de respaldar los Presupuestos del PP-, ha alertado de que “esta situación no se puede estar prolongando continuamente en el tiempo, y hay que acatar al justicia”.

El portavoz de Bildu hizo hincapié en la desaparición de los discos duros en la sede del PP en Génova, y ha recordado que “algunos jueces consideran al PP una organización de corrupción”.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

12 + tres =