Miguel Urbán, eurodiputado de Anticapitalistas, ha registrado dos preguntas dirigidas a la Comisión Europea en las que se señala que el Gobierno de Isabel Díaz Ayuso puso en marcha el pasado viernes una serie de medidas que afectan la movilidad de 855.000 habitantes en 37 zonas; y limitación de aforo, limitación horaria de bares y cierre de parques en toda la región.

Según el texto registrado, al que Diario16 ha tenido acceso, la «movilidad limitada afecta a seis distritos y barrios obreros de la capital y otros 7 municipios de la región. Sin embargo, a barrios con igual o mayor número de casos, pero mayor nivel adquisitivo, no se les han aplicado estas medidas y no se han puesto en marcha medidas sanitarias como rastreadores o refuerzo en centros primarios».

En el mes de septiembre, la Comisión Europea adoptó una propuesta de Recomendación del Consejo «para garantizar que todas las medidas adoptadas por los Estados miembros que restrinjan la libre circulación debido a la pandemia de coronavirus se coordinen y comuniquen claramente a escala de la UE», recomendándose que dichas restricciones se aplicaran respetando los principios generales del Derecho de la Unión, en particular la proporcionalidad y la no discriminación.

A partir de este planteamiento, Miguel Urbán pregunta a la Comisión Europea que, en primer lugar, si considera que en la Comunidad de Madrid se estén cumpliendo adecuadamente las recomendaciones europeas sanitarias frente al Covid19 desde la no-discriminación, y, en segundo término, si la Comisión determinara que no se cumplen esas leyes, las medidas que adoptará contra el gobierno de Isabel Díaz Ayuso.

En declaraciones a los medios de comunicación, Urbán ha señalado que «entendemos que el confinamiento de clase es una medida discriminatoria y que atentan contra los principios generales del Derecho de la Unión, en particular la proporcionalidad y la no discriminación. Por eso preguntamos a la Comisión Europea que se plantea hacer ante esto. Además, ayer mismo vimos el doble rasero de la Policía según en qué barrio se realicen las protestas, esto es intolerable y debería de suponer la dimisión del delegado del Gobierno en Madrid. Ante esta situación desde Anticapitalistas entendemos que la única herramienta que le queda al pueblo de Madrid para revertir esta situación es la movilización y el escenario de una huelga general».

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre