© European Union 2017 - European Parliament.

La Comisión Europea propuso el lunes a los Estados miembros que se flexibilicen las normas para los viajes internacionales no esenciales. Bruselas propone permitir a los viajeros procedentes de fuera de Europa procedentes de países con una «buena» situación epidemiológica y que hayan recibido, al menos 14 días antes del viaje, la última dosis recomendada de «una vacuna autorizada por la Unión Europea», o que una vacuna haya recibido autorización de uso de emergencia de la Organización Mundial de la Salud.

También propone aumentar el número de nuevos casos de covid-19 utilizados para determinar la lista de países con viajes autorizados, «en consonancia con la evolución de la situación epidemiológica en la Unión Europea». Pasará de una tasa de notificación de 25 casos por cada 100.000 habitantes (acumulado en los últimos 14 días) a 100. «Sigue estando considerablemente por debajo de la media actual de la UE, que supera los 420.

Si bien el Certificado Verde Digital no está operativo -se propuso el 17 de marzo con el objetivo de permitir el desplazamiento de personas vacunadas por covid-19-, los Estados miembros «deben aceptar certificados de países no europeos sobre la base del Derecho nacional», teniendo en cuenta la «capacidad de verificar la autenticidad, validez e integridad del certificado» que debe contener todos los datos pertinentes.

«Al mismo tiempo, la aparición de variantes preocupantes de covid-19 requiere una vigilancia continua. Por lo tanto, como contrapeso, la Comisión propone un nuevo mecanismo de «frenado de emergencia», que se coordinará a nivel europeo y que limitaría el riesgo de que dichas variantes entren en la UE. Esto permitirá a los Estados miembros actuar con rapidez y temporal límite a un mínimo estricto de todos los viajes desde los países afectados durante el tiempo que sea necesario para aplicar las medidas sanitarias adecuadas», se lee.

«Los Estados miembros podrán considerar la posibilidad de crear un portal que permita a los viajeros solicitar el reconocimiento de un certificado de vacunación expedido por un país no perteneciente a la UE como prueba fiable de vacunación y/o de expedir un Certificado Verde Digital», sugiere.

Se espera que esta propuesta sea examinada por los Estados miembros ya el próximo miércoles en una reunión de los embajadores de los 27 ante la UE.

Apúntate a nuestra newsletter

1 Comentario

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre