La Comisión de Salud Pública, reunida hoy tras el Consejo Interterritorial celebrado anoche entre la ministra de Sanidad y los consejeros de las comunidades autónomas, ha decidido posponer, hasta conocer más informes de la Agencia Europea del Medicamento, la campaña de vacunación a AstraZeneca a los menores de 60 años. Así, los técnicos coinciden con la decisión tomada anoche por los políticos. Además, amplía la administración de AstraZeneca a las personas entre 60 y 69 años.

Los mayores de 70 a 79 y los pacientes con patologías de riesgo seguirán con las de Pfizer y Moderna. La decisión llega el día que en España se consigue alcanzar la simbólica cifra de tres millones de personas inmunizadas tras recibir ya la dos dosis de vacuna anticoCovid.

Además, los técnicos de esta comisión han acordado continuar vacunando con AstraZeneca al grupo 60-65 años que ya está vacunándose actualmente y que el siguiente grupo a vacunar con AstraZeneca sea el de 66 a 69 años (5C), con el objetivo de completar cuanto antes la vacunación de la población más vulnerable a la COVID-19, se podrán utilizar otras vacunas en función de la disponibilidad.

Además, se pospone la vacunación con AstraZeneca de las personas menores de 60 años ya priorizadas en la Estrategia de Vacunación frente la COVID-19 y que aún no se hayan vacunado.

Con respecto a las personas que ya han recibido una primera dosis de AstraZeneca, la Comisión comunicará próximamente la decisión sobre la segunda dosis según se vaya actualizando y ampliando la evidencia científica, las evaluaciones de la EMA y en comunicación con otros países de la UE.

Apúntate a nuestra newsletter

Artículo anteriorLlevar las mentiras hasta las últimas consecuencias
Artículo siguienteHamilton sin Mercedes acabaría como Vettel
Directora Diario16.com Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre. Durante años ha asesorado personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre