La cocaína es el estupefaciente en segundo lugar que más se consume, después de la marihuana. Esto provoca que multitud de personas estén afectadas por los efectos del consumo de cocaína en el organismo, al contrario que otras drogas, la cocaína ataca a nuestro organismo con sus efectos perjudiciales mediante diferentes rutas fisiopatológicas. Sus afectaciones van desde el sistema digestivo (pérdida de apetito, náuseas, diarreas) hasta el aparato respiratorio (fallos respiratorios, daño pulmonar o destrucción de los tejidos de la nariz). Aunque en especial su consumo está asociado a diferentes manifestaciones a nivel cardiovascular, entre las que se incluyen alteraciones electrocardiográficas, miocardiopatía e hipertrofia ventricular izquierda entre otras.

Complicaciones cardiovasculares a corto plazo

A corto plazo, el consumo de cocaína puede producir:

  • Dolor torácico: hasta un 40% de las personas que consumen cocaína refieren dolor torácico, a veces, acompañándose de complicaciones graves como el infarto agudo de miocardio.
  • Isquemia e infarto: el riesgo de infarto agudo de miocardio se multiplica hasta por 24 durante la primera hora una vez consumida la cocaína incluso siendo una persona con bajo riesgo.
  • Accidente cerebrovascular: muchos estudios refieren que la cocaína producen apoptosis celular (muerte celular) en las células vasculares cerebrales, lo que puede desembocar, añadido a otros factores como hipertensión o la vasoconstricción de las arterias cerebrales en una accidente cerebrovascular.
  • Arritmias: debido al efecto arritmogénico ya que provoca cambios sobre algunos canales iónicos a nivel de miocardio.

Complicaciones cardiovasculares a largo plazo

A largo plazo, el consumo de cocaína produce:

  • Aterosclerosis: endurecimiento de las paredes de las arterias, encontrado incluso en personas jóvenes. Esto se debe a la disfunción endotelial que provoca su consumo.
  • Miocardiopatía o fallo cardíaco: se debe a la depresión aguda de la función cardíaca por el efecto adverso sobre el miocardio.
  • Endocarditis: este efecto se da en pacientes que consumen cocaína vía intravenosa, ya que el material para el consumo no suele estar esterilizado y puede provocar esta infección en el endocardio.

Cómo tratar o prevenir el consumo de cocaína

En cuanto a la prevención, son clave factores como la educación, la confianza y la comunicación fluida con la familia, ya que se puede detectar el consumo mediante cambios de comportamiento. También es importante una promoción de actividades saludables que incluya la realización de ejercicio físico para evitar la drogodependencia. Y finalmente la asistencia a programas de prevención, ya que son una buena fuente de información.

Si hablamos de tratamiento de adicción a la cocaína los más importantes son el enfoque farmacológico que ayudan al paciente a superar la adicción evitando que los síntomas sean muy graves e intervenciones conductuales, para así ayudar a lograr la abstinencia inicial y además evitar una posible recaída.

La cocaína y las drogas en general afectan día a día a la población, es importante saber que efectos puede producir sobre nuestro organismo para así ayudar a realizar programas de prevención contra su consumo y facilitar el tratamiento de esta adicción que no solo afecta a los pacientes que la padecen.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre