martes, 31enero, 2023
7.8 C
Seville

La ciudadanía europea culpa al BCE de la pobreza energética

Más del 70% de los hogares con ingresos brutos anuales inferiores a 15.000 euros, el 60% por debajo de los 25.000 euros y menos del 50% por encima de los 35.000 euros temen tener dificultades

José Antonio Gómez
José Antonio Gómez
Director de Diario16. Escritor y analista político. Autor de los ensayos políticos "Gobernar es repartir dolor", "Regeneración", "El líder que marchitó a la Rosa", "IRPH: Operación de Estado" y de las novelas "Josaphat" y "El futuro nos espera".
- Publicidad -

análisis

- Publicidad -
- Publicidad-

Un análisis realizado en varios países de la Unión Europea por el Instituto YouGov y la organización Reclaim Finance destaca el papel de la renovación de edificios para satisfacer las expectativas y los temores de los europeos, y los obstáculos y soluciones para fomentar su despliegue.

El estudio revela que pagar las facturas de electricidad y calefacción es una preocupación inmediata para la mayoría de los europeos encuestados, especialmente para los hogares de bajos ingresos y las familias numerosas.

Las mejoras en el hogar, como un mejor aislamiento térmico, son una solución eficiente a este problema, pero los costos siguen siendo un obstáculo importante. Para eliminar este inconveniente, los europeos apoyan tanto el despliegue de subvenciones como los préstamos sin intereses. 

Preocupación extrema de la ciudadanía

La mitad de los ciudadanos de la UE cree que tendrá dificultades para pagar sus facturas de electricidad y calentar su hogar este invierno. Cuanto menor es el ingreso familiar, mayor es la proporción de personas que temen estas dificultades. 

Más del 70% de los hogares europeos con ingresos brutos anuales inferiores a 15.000 euros, el 60% por debajo de los 25.000 euros y menos del 50% por encima de los 35.000 euros temen tener dificultades. 

Del mismo modo, es más probable que las familias más grandes estén preocupadas. Mientras que menos de la mitad de los hogares con 1 a 2 personas piensan que tendrán dificultades, esto aumenta al 56% para los hogares con 3 a 5 personas, y al 64 y 74% respectivamente para los hogares con 6 y 7 personas.

En Francia, por ejemplo, el 48% de los ciudadanos temen no poder calentar sus hogares o pagar sus facturas. La preocupación aumenta al 62% para los hogares con una renta bruta anual inferior a 20.000 euros, al 52% entre 20.000 y 40.000 euros y al 33% por encima de 40.000 euros. 

Además, se incrementa de 57% a 87% cuando el número de personas en el hogar aumenta de 4 a 7, con un promedio de 76% para hogares con más de 5 personas.

Apoyo masivo para mejoras de edificios: imprescindible

El 76% de los ciudadanos europeos está de acuerdo en que las autoridades públicas deberían brindar un apoyo significativo para mejorar los edificios para responder a la crisis energética y luchar contra la inflación. 

Este porcentaje es del 83% entre las personas que temen que tendrán dificultades para pagar sus facturas y calentar su hogar este invierno. También sigue siendo muy alto, en un 72%, entre las personas menos preocupadas. En general, una gran mayoría de los encuestados apoya la renovación, independientemente de la ubicación, los ingresos o el tamaño del hogar.

Financiación: el principal obstáculo

La cuestión de la financiación aparece claramente como un obstáculo importante para la mejora de los edificios: el 76% de los encuestados considera que el coste es demasiado elevado.   

Más allá del coste total, el 36% y el 37%, respectivamente, consideran como problemas el costo del endeudamiento y la oposición de otros partidos. El coste de los préstamos es el segundo problema más mencionado en Francia (34%), Italia (43%) y España (45%). Además, es más probable que los intereses de préstamos sean identificados como un problema por aquellos que temen dificultades este invierno. 

Los obstáculos para la renovación identificados por los ciudadanos son consistentes con su apoyo a las soluciones para incentivarla. 

La financiación pública, la simplificación de la asistencia y el acceso a préstamos sin intereses son las soluciones que más apoyan los ciudadanos. La inversión y las subvenciones públicas y los préstamos sin intereses son las dos palancas más citadas por quienes dicen tener dificultades.   

Los préstamos sin intereses son la opción más aceptada en Francia y la segunda más popular en Alemania y España. El apoyo simultáneo a la financiación pública, subvenciones más sencillas y préstamos sin intereses sugiere que los ciudadanos quieren una combinación de estas palancas de financiación. 

El Banco Central Europeo, culpable

Para los ciudadanos europeos, el BCE tiene un papel que desempeñar para dar una respuesta a las dificultades financieras y la crisis actual. De hecho, el 76% de ellos quiere que el BCE apoye la reducción del consumo de energía y la transición a las energías renovables, en particular facilitando la renovación de edificios. 

La intervención del BCE cuenta con el apoyo de una gran mayoría de ciudadanos de cuatro países, incluso en Alemania, donde los alemanes fueron los que menos apoyaron la intervención del gobierno y la ayuda financiera para la renovación.   

El acuerdo sobre la necesidad de la intervención del BCE es aún mayor entre quienes temen dificultades este invierno. De la misma manera, las personas que apoyan una intervención pública significativa para apoyar la renovación también apoyan la intervención del banco central. 

El 82% de las personas que creen que el alto coste de los préstamos dificulta la renovación de edificios apoya la implicación del BCE. Y la mayoría de las personas que apoyan la intervención del BCE también apoyan los préstamos a tipo cero.   

Las respuestas de los europeos refuerzan las demandas de las numerosas organizaciones que ven en la rehabilitación de edificios un eje central en la lucha contra la pobreza energética.

Al igual que estas organizaciones, los europeos piensan que tales mejoras en los edificios son difíciles de financiar y requieren mejores mecanismos de apoyo, incluidos subsidios públicos de fácil acceso y préstamos sin intereses.

La ciudadanía europea quiere ver una intervención pública ambiciosa de los gobiernos y del BCE, al que identifican claramente como culpable, dando especial importancia a la demanda de operaciones de financiación que permitan la distribución de préstamos sin interés para la renovación de edificios en toda Europa.

- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

- Publicidad -

lo + leído