Foto: Twitter Juan Guaidó (@jguaido)

La derecha española se ha convertido en algo así como una especie de agencia de información al servicio de la oposición venezolana en Europa. Como la CIA pero a la española y trabajando codo con codo con el movimiento insurreccional que trata de derrocar a Nicolás Maduro con el apoyo en la sombra del siempre implacable y maquiavélico Donald Trump. La Asamblea Nacional de Venezuela, en la actualidad presidida por Juan Guaidó –que el 23 de enero del año 2019, ejerciendo sus atribuciones como presidente del Parlamento, se autoproclamó “presidente encargado” de la República en sustitución de Nicolás Maduro–, ha pedido al Congreso de los Diputados del Reino de España que realice una “exhaustiva investigación” sobre el viaje a Madrid de la vicepresidenta del Gobierno bolivariano, Delcy Rodríguez, y “los motivos” que hubo “detrás” de su encuentro con el ministro de Fomento, José Luis Ábalos, en el aeropuerto de Barajas.

La Asamblea venezolana ha hecho esta petición por medio de una carta oficial firmada por el presidente de la Comisión Permanente de Política Exterior, Soberanía e Integración, Armando Armas, diputado de la oposición y afín al presidente interino, Juan Guaidó, según ha informado la Agencia Efe en las últimas horas.

La misiva resulta altamente reveladora de la estrecha relación que la oposición venezolana ha entablado en los últimos meses con los equipos de Pablo Casado e Inés Arrimadas, dos alérgicos al golpismo catalán pero que no hacen ascos a cartearse, incluso a echar un cable político con información reservada, a un hombre que se eligió a sí mismo como presidente de su país. El ex presidente brasileño Lula da Silva es quien mejor ha definido el episodio de opereta caribeña que fue la autoproclamación de Guaidó: “Un chiste, como dicen ustedes los españoles”.

La carta suscrita por la Asamblea Nacional y remitida a las derechas españolas ya ha sido recibida por las portavoces de PP y Ciudadanos en la Comisión de Exteriores del Congreso, Valentina Martínez y Marta Martín, quienes han asegurado que “colaborarán” con la Cámara de Representantes del país sudamericano. En el documento, el Parlamento de Venezuela ha recordado que Delcy Rodríguez figura en la lista de altos cargos del Gobierno de Maduro sancionados por la UE, que expresamente le prohíbe su entrada en territorio europeo, “incluido su espacio aéreo”.

En la misiva, que luce el logotipo y sello oficial de la Cámara de Venezuela, el diputado Armas agradece “el fraternal recibimiento” dado por “el pueblo español” a Guaidó en su visita del pasado 25 de enero a Madrid. Justo una semana antes, la vicepresidenta Rodríguez aterrizó en el aeropuerto de Barajas, donde fue recibida por el ministro de Fomento, quien asegura haberla convencido de que no pisara suelo español para no incumplir las sanciones de la UE. Es decir, para evitar un incidente diplomático, que es la explicación oficial que Moncloa ha dado al suceso.

La carta de la Asamblea de Venezuela recuerda a las diputadas conservadoras “y al Gobierno de España” que Rodríguez tiene prohibido la entrada al territorio Schengen y que “eso incluye su espacio aéreo”. Detalla que las sanciones fueron aprobadas por el Consejo de Asuntos Exteriores de la Unión Europea en junio de 2018 y que el reglamento aprobado por el mismo órgano sobre las medidas restrictivas “explícitamente indica, en su artículo 20”, que las sanciones se aplicarán en toda la Unión.

Por ello, la Cámara venezolana solicita “formalmente su colaboración para la apertura de una exhaustiva investigación en el Congreso de Diputados concerniente a la visita de Delcy Eloína Rodríguez Gómez al territorio español”. Además, solicitan “esclarecer los motivos” que estaban detrás de la reunión entre la enviada de Maduro y el ministro Ábalos.

La Asamblea añade que espera “recibir de vuestra parte toda posible información sobre estos hechos ocurridos en Madrid” y concluye su carta con el deseo de que su petición sea bien acogida “en pos de fortalecer el Estado de Derecho y las buenas relaciones entre nuestros países”. La pregunta ahora es: ¿se atreverán PP y Cs a enviar a los opositores venezolanos información reservada, clasificada y confidencial que afecta directamente a la seguridad nacional del Reino de España? De los patriotas españoles cabe esperar cualquier cosa. Habrá que seguir este interesante asunto muy de cerca.

2 Comentarios

  1. Que se va a esperar de los herederos de un Dictador, sino apoyar golpes de Estado como se pretende en Venezuela y se han efectuado en Bolivia. Aunque tengan la caradura de declararse demócratas para engañar a los tontos que se lo creen.

  2. Alucino… ‘Agentes de la CIA’ que apoyan a Guaidó (???). No, no busquen novelas policíacas… El apoyo es de lo más transparente y SIN EL MENOR COMPLEJO. Lo que es opaco y sigue ocultándose son los apoyos que sigue recibiendo Maduro desde España. ¿Saben cuantos refugiados políticos venezolanos hay en España? Alinearse con un sátrapa como Maduro es sencillamente inaceptable. Y no hacer nada, TAMBIÉN.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here