Un informe del Banco de España señala que la brecha salarial entre hombres y mujeres aumenta con el primer hijo y se profundiza con el paso de los añoscomo consecuencia de una mayor probabilidad de que sean las madres quienes reduzcan su jornada laboral, tomen empleos a tiempo parcial o cuenten con contratos temporales.

El informe habla de “penalización maternal” reduce un 11,4 % los ingresos laborales de las mujeres en su primer año de maternidad respecto a los de los hombres. Pero la diferencia del nivel de salario aumentará hasta el 28% en el largo plazo, según el estudio The Child Penalty In Spain, firmado por Alicia de Quinto, Laura Hospido y Carlos Sanz, y publicado en inglés por el organismo.

Tras estudiar diferentes perfiles de profesionales en el mercado laboral español a partir de laMuestra Continua de Vidas Laborales de la Seguridad Social, las autoras concluyen que no hay diferencias notables en los salarios de hombres y mujeres hasta el primer hijo, cuando los ingresos comienzan a divergir considerablemente.

Brecha salarial

De acuerdo con la Encuesta Anual de Estructura Salarial del Instituto Nacional de Estadística (INE), en el año de 2017 el salario bruto medio de las mujeres en España representaba el 78,4 % del de los hombres. En general, el informe acota que el impacto de la maternidad en la reducción de los ingresos en España es similar al de otros países como Suecia y Dinamarca, aunque menor que en el Reino Unido, EE. UU., Alemania y Austria.

Jornadas y contratos temporales

El documento concluye que la reducción en el número de días trabajados por las madres en España es del 9,8% tras el primer año, dato que diez años después alcanza el 23%. Además, las mujeres que han sido madre presentan un 30% más de probabilidades de trabajar a tiempo parcial, mientras que para los hombres que han sido padres la probabilidad disminuye un 8%. Y a todo ello añade que las madres presentan una mayor exposición a los trabajos de duración determinada mientras que para los hombres no se aprecian cambios

El informe del Banco de España apunta también desigualdades entre las mujeres, dependiendo de su nivel de estudios: la reducción de ingresos y días trabajados es sustancialmente mayor para las mujeres sin título universitario. Además, estás suelen tener más contratos temporales. En cambio, las madres tituladas serían más propensas a seguir trabajando, pero a tiempo parcial, de forma «intensiva».

El documento concluye que la reducción en el número de días trabajados por las madres en España es del 9,8% tras el primer año, dato que diez años después alcanza el 23%. Además, las mujeres que han sido madre presentan un 30% más de probabilidades de trabajar a tiempo parcial, mientras que para los hombres que han sido padres la probabilidad disminuye un 8%. Y a todo ello añade que las madres presentan una mayor exposición a los trabajos de duración determinada mientras que para los hombres no se aprecian cambios

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre