Estamos asistiendo en los últimos meses, a una carrera entre muchos de los partidarios de los diferentes grupos políticos por ver quién es más español. De convertir a los símbolos en el ejemplo exhibicionista de un nacionalismo, en la mayoría de las ocasiones excluyente.

¡Claro que nos sentimos orgullosos del camino que hemos recorrido juntos a lo largo de nuestra Historia!. ¡Claro que deberíamos ser más enfervorecidos defensores de los puentes, en lugar de las trincheras!.

Sin embargo, se utiliza la bandera para manipular las emociones. Cierto es, que estamos muy contentos cada vez que alguien próximo a nosotros consigue un éxito. Que nos entristecen y nos solidarizamos con las desgracias de nuestros compatriotas. Que tratamos de estar cerca, como diría la expresión coloquial, “ en las alegrías y en las penas”.

Pero ello no es óbice para que a la hora de enarbolar banderas, reconozcamos que la auténtica enseña, es la de la igualdad. Se es más español cuando somos capaces de asimilar que todos tenemos los mismos derechos y las mismas obligaciones.

Cuando al margen de pulseritas en la muñeca, paguemos más impuestos los que más podemos contribuir a evitar desequilibrios territoriales. Ya sea en un pequeño pueblo de la provincia de Cáceres o en los alrededores de la periferia metropolitana de Barcelona.

Se trata de salir a la calle gritando “soy español”, cuando seamos capaces de acoger a los inmigrantes que se juegan la vida en el Mediterráneo. Se trata de demostrar que somos españoles cuando condenemos de manera contundente la violencia de género y aportemos todos los medios posibles para combatirla.

Se trata de que no haya un solo español más en una fosa común y que demostremos nuestra españoleidad buscando recursos para sacarlos.

Se trata, en definitiva, de conseguir que los ricos puedan recibir la educación, la sanidad y la atención a la dependencia que quieran, siempre que los pobres puedan acceder a las mismas con la mayor calidad posible gracias a la implicación del Estado en ello.

Esas sí que son mis banderas. Las banderas de la igualdad.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

diecinueve + 18 =