Tal y como hemos publicado en Diario16, el negocio más rentable para la banca es el blanqueo de capitales, es decir, que la comisión de delitos se convierte en una línea estratégica por la cual las grandes entidades bancarias y los grandes vehículos financieros engordan sus cuentas o consiguen cubrir las pérdidas sufridas por su actividad principal.

El hecho de que el blanqueo de capitales se haya convertido en el sostén del sector financiero coloca a los gobiernos y a los políticos que representan a los intereses de los poderes económicos por encima de los de la ciudadanía en una situación de complicidad por inacción. A esto hay que unir, como ocurre en España, la sumisión de una parte de la Administración de Justicia a la banca a la hora de dictar sentencias en las que se retuerce la ley para justificar la aplicación de cláusulas abusivas.

Gracias al blanqueo de capitales, los bancos consiguen aumentar sus beneficios o cubrir las pérdidas sufridas por su negocio principal

El último ejemplo de este sometimiento de la clase política a los intereses del sector financiero lo hallamos en Estados Unidos donde los legisladores han prohibido, en gran medida, las empresas fantasma anónimas en Estados Unidos, uno de los lugares más atractivos del mundo para que los delincuentes y malhechores de todo el mundo escondan dinero sucio. Sin embargo, en esta nueva ley se han dejado importantes lagunas para que el sector financiero cree nuevos vehículos con los que poder seguir blanqueando capitales y, de este modo, sostener sus elevados beneficios.

En concreto, la nueva ley obligará a millones de empresas constituidas en Estados Unidos a que informen al Gobierno Federal sobre sus verdaderos propietarios para que las inspeccionen las agencias de seguridad y los oficiales de cumplimiento de los bancos y otras instituciones financieras. Esta Ley de Transparencia Corporativa se adjuntó a un proyecto de financiación de la defensa nacional masiva que el Congreso aprobó con un veto anulado.

Una ley aprobada por el Congreso de los Estados Unidos millones de empresas constituidas en Estados Unidos a que informen al Gobierno Federal sobre sus verdaderos propietarios para que las inspeccionen las agencias de seguridad y los oficiales de cumplimiento de los bancos y otras instituciones financieras. Sin embargo, está llena de lagunas que permitirán que el blanqueo de capitales sea un fenómeno masivo

Las empresas anónimas o pantalla son una de las mayores vulnerabilidades del sistema en la lucha mundial contra la elusión fiscal y el blanqueo de dinero. Los cárteles de la droga, los oligarcas, los déspotas y las élites mundiales utilizan esta fórmula para ocultar verdaderas fortunas a las autoridades fiscales y las fuerzas del orden

Sin embargo, la ley está incompleta porque contiene importantes lagunas legales introducidas gracias a la presión de los lobbies de la banca que mitigan parte de su poder. Si analizamos el contenido de la ley nos encontramos con seis áreas principales en las que, directamente, allana el camino para que los bancos sigan blanqueando capital.

En primer lugar, sorprende sobremanera que las grandes empresas estén exentas de informar sobre la titularidad real de sus filiales. La nueva ley exime a cualquier empresa que tenga más de 5 millones de dólares de facturación anual, más de 20 empleados y una oficina física en los Estados Unidos.  Esta exención cubre a casi todas las grandes compañías, es decir, inutiliza prácticamente todo el contenido de la ley. Una de las razones que dan para permitir que los grandes emporios empresariales puedan continuar blanqueando capitales es que estas empresas más grandes tienen empleados y oficinas reales y, por lo tanto, son mucho más fáciles de investigar.

Por otro lado, algunos vehículos de inversión de Wall Street no están obligados a informar sobre la titularidad de sus clientes. Los fondos de cobertura y las empresas de capital privado crean vehículos de inversión agrupados que suelen estar abiertos solo a grandes inversores y multimillonarios. La ley no se aplica a algunas de estas entidades a pesar de que las agencias de investigación y de inteligencia insistieron en que estos vehículos son perfectos para el blanqueo de capitales.

Sorprende sobremanera que las grandes empresas estén exentas de informar sobre la titularidad real de sus filiales. La nueva ley exime a cualquier empresa que tenga más de 5 millones de dólares de facturación anual, más de 20 empleados y una oficina física en los Estados Unidos.  Esta exención cubre a casi todas las grandes compañías, es decir, inutiliza prácticamente la lucha contra el blanqueo

Los grandes defraudadores y blanqueadores de capital utilizan la colocación privada de fondos, incluidas las inversiones ofrecidas por fondos de cobertura y firmas de capital privado, para lavar dinero.

También los fideicomisos podrían escaparse por las grietas que deja esta nueva ley antiblanqueo y esto es algo que sorprende mucho porque losfideicomisos son uno de los medios preferidos para transmitir riqueza generacional y para evitar impuestos, ocultar y blanquear dinero. Se trata de estructuras legales muy turbias puesto que, a menudo, están compuestas principalmente por un contrato que dicta cómo se asignará la riqueza que poseen. Puede ser difícil determinar quién posee técnicamente el patrimonio de un fideicomiso antes de que se realicen las distribuciones. A diferencia de las empresas, los fideicomisos a menudo no se registran.

La nueva ley exime explícitamente ciertos tipos de fideicomisos benéficos y esto provoca la preocupación por la categoría más amplia de fideicomisos personales y familiares que se escabullen porque estas entidades podrían no caer en la definición de empresa de la nueva ley. Por esta razón, los expertos creen que la nueva ley podría excluir de facto una amplia franja de fideicomisos personales y familiares.

Los fideicomisos ya son una de las mayores vulnerabilidades de blanqueo de dinero de Estados Unidos. Es posible que, durante la implementación de la ley, las agencias federales puedan interpretar su lenguaje para incluir algunos fideicomisos y la ley exige un estudio de los problemas que plantea la falta de información sobre la propiedad de los fideicomisos.

Además, la nueva ley parte con un defecto de transparencia, puesto que el nuevo registro sobre los verdaderos propietarios de las empresas pantalla permanecerá en secreto.

También los fideicomisos podrían escaparse por las grietas que deja esta nueva ley antiblanqueo y esto es algo que sorprende mucho porque los fideicomisos son uno de los medios preferidos para transmitir riqueza generacional y para evitar impuestos, ocultar y blanquear dinero

Solo un pequeño número funcionarios federales y de instituciones financieras podrán acceder a la información de propiedad contenida en la nueva «base de datos segura y no pública» que establece la ley. Los investigadores, periodistas y otros que intenten rastrear el dinero oscuro están excluidos.

Sin embargo, ya hay países que tienen un registro completamente público de titularidad de empresas.  Reino Unido, en 2016, ordenó que muchas empresas registradas en el país estaban obligadas a incluir a sus verdaderos propietarios en un registro absolutamente transparente. Tal vez esa pueda ser una de las causas por las que Banco Santander ha decidido trasladar su banca de inversión de Londres a Madrid. Aunque el registro del Reino Unido se ha visto afectado por información defectuosa o ausente, la realidad es que la inspección pública de la información ha sido crucial para señalar problemas que deberían solucionarse dentro del sistema. 

La opacidad de la nueva ley contra el blanqueo de capitales y, en consecuencia, la protección a los blanqueadores de capitales, también se incrementa por el hecho de que el acceso al registro para las agencias federales, estatales y locales es limitado.

La existencia en Reino Unido de un registro público de titularidades de empresas podría ser una de las causas por las que Banco Santander ha decidido trasladar su banca de inversión de Londres a Madrid

La nueva ley estipula que, aunque muchos agentes federales tendrán un acceso relativamente fácil a la base de datos de propiedad, las fuerzas del orden público estatales y locales deberán obtener un permiso especial cada vez que quieran acceder a ella. Esto parece excesivo y desalentará la aplicación de la ley.

El mundo del arte es uno de los sectores donde más facilidades se dan para blanquear capitales. Los comerciantes de arte tampoco están obligados a denunciar sospechas de delitos financieros, según la nueva ley aprobada en Estados Unidos.

Son demasiadas ventanas abiertas por las que las entidades financieras globales se pueden escapar a la hora de ser sancionadas por blanquear capitales. Todo ello, con la connivencia de los legisladores y de los políticos que se someten a la presión de los lobbies financieros. Si eso pasa en Estados Unidos, ¿qué se hará en España con determinados tribunales entregados como fanáticos a defender los intereses de la banca?

2 Comentarios

  1. ¡Qué novedad! La banca blanquea dinero con la complicidad de los partidos. Dime quien te financia y te diré a quien sirves. Los grandes partidos del sistema: PP, PSOE, Convergencia con sus nuevos nombres, C’s, etc… son simplemente las diversas herramientas del poder-real, el poder económico y financiero, para dirigir y dominar no solo el actual Régimen sino el propio Sistema. Analicemos las leyes y las practicas de los distintos gobiernos y todos ellos, todos, han legislado a favor del gran capital; en eso no hubo diferencias: PNV, PSOE, PP, C’S, Convergencia. En esto consiste lo que ellos denominan democracia, el dominio de la gran burguesía sobre el conjunto de los trabajadores y pueblos que conformamos el Estado español. Este sometimiento (ideológico, político, legislativo, etc..) es fundamental para mantener el saqueo por parte de la oligarquía española de la riqueza creada por todos a través del trabajo.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre