«Entre los grupos de mayor riesgo está el personal médico, que se encuentra en la línea principal de la lucha, los ancianos, los adolescentes y los más jóvenes, las personas con personas de salud psíquica, así como aquellos que se han visto en el epicentro de un conflicto o crisis. Nuestro deber consiste en prestarles apoyo», ha afirmado Antonio Guterres, Secretario General de la ONU.

Los grupos más vulnerables seguirán sufriendo durante la pandemia, incluso después de que consiga controlarse. Y en este sentido, desde la ONU han urgido a los Gobiernos para que tomen medidas que puedan ayudar a estas personas para que no se sientan solas, desatendidas y puedan gestionar mejor estos momentos difíciles.

Los servicios en materia de salud psíquica forman, según Guterres, una parte inalienable de las medidas que deben tomar los Gobiernos a la hora de reaccionar ante el COVID-19, por lo que es necesario ampliarlas y financiarlas de manera integral.

«Insto a los gobiernos, a la sociedad ciudadana, a los organismos de sanidad y a otros actores a unirse sin dilación para estudiar el aspecto psíquico de esta pandemia», ha advertido el Secretario General de la ONU.

*En Diario16 contamos con una psicóloga de cabecera, Patricia Bellot, que está diponible para resolver sus dudas. Escríbanos y le pondremos en contacto.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre