El cerco judicial se estrecha en torno al bisnieto del dictador Francisco Franco, Luis Alfonso de Borbón. La autoridad bancaria de Panamá procede a la liquidación forzosa de AllBank, en cuya junta directiva está el nietísimo, según informa La Celosía.

El suegro de Luis Alfonso de Borbón es , el venezolano Víctor Vargas, propietario del grupo financiero BOD (Banco Occidental de Venezuela) y socio del banquero gallego Raúl Baltar, principal responsable de los negocios de BOD. La Superintendencia de bancos de Panamá ha dictaminado la liquidación forzosa de AllBank,  una de las filiales del grupo en cuya Junta Directiva está Luis Alfonso de Borbón con cargo de director.

Víctor Vargas es el presidente de  AllBank y Raúl Baltar, el vicepresidente. “Debido a la situación financiera, operacional y de gobierno corporativo de Allbank Corp no procede reorganizarlo o intentar su venta a otro banco”, argumenta en un primer comunicado la Superintendencia de bancos de Panamá.

Justificación

La máxima autoridad bancaria de Panamá justifica su actuación con este argumento: “La incertidumbre sobre la posibilidad de realizar los activos líquidos y portafolio de inversiones en valores colocados y custodiados en instituciones de su grupo bancario hacen inviable el banco como negocio en marcha, dado lo débil y frágil de su real liquidez y solvencia.

Ante esta situación, Allbank Corp no presentó una solución efectiva a corto plazo, ni propuestas financieras adecuadas, sobre la disponibilidad real de los fondos y títulos valores del banco que mantiene en las entidades relacionadas. Las reiteradas evasivas, plazos y condiciones inviables demostraron el riesgo de la operación del banco y su insostenibilidad debido a su agotado modelo de negocios”.

Apúntate a nuestra newsletter

Artículo anteriorEl jurado declara “no culpable” al yerno de la viuda de la CAM
Artículo siguienteVerde desesperanza
Directora Diario16.com Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre. Durante años ha asesorado personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre