El Palacio de Longoria, en Madrid, sede de la SGAE.

Si hoy en todo el país luce un sol radiante, en el Palacio de Longoria, sede de la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE), ha amanecido hoy con un brillo especial. Y sobre todo, con una brisa reconfortante. Ese soplo de aire puro que necesitaban para ganar tiempo y seguir tratando de sanear su complicada situación. Lo inesperado ha sido que esa tregua ha llegado desde la Audiencia Nacional.

Y es que la Sala de lo Contencioso Administrativo ha desestimado la petición del Ministerio de Cultura para realizar una intervención temporal cautelar de la SGAE. El auto en cuestión, según cita Europa Press, señala que no ha lugar “a conceder en este trámite la autorización de remoción de los órganos de representación y la intervención temporal de la SGAE solicitada por el Abogado del Estado”. La sala concluye en esa decisión tras alegar un procedimiento inadecuado y subrayar su falta de competencia en el asunto.

A través de un comunicado de la entidad, la presidenta de la SGAE, Pilar Jurado, ha expresado su satisfacción ante la resolución de la Audiencia Nacional, al tiempo que reafirma su “compromiso con la legalidad vigente, la modernización de la sociedad y la defensa de los derechos de autor de los 127.000 creadores y editores que forman parte de la SGAE”.

Por su parte, ante esta resolución, que llega cuatro meses después de la petición de intervención del Ministerio, Cultura se ha apresurado a indicar en un comunicado que, según se desprende del Auto, la Sala de lo Contencioso Administrativo “no se considera competente para dirimir sobre esta materia y no entra a evaluar la cuestión de fondo sobre la pertinencia o no de la intervención”. En este sentido, el ministro de Cultura y Deporte, José Guirao, comentaba ayer desde Lisboa que la SGAE sigue teniendo los mismos problemas sin solventar, y aclara que “el auto rechaza autorizar la intervención del Ministerio por una cuestión formal, no de fondo”.

“El ministro Guirao ha matizado que el auto rechaza autorizar la intervención del Ministerio por una cuestión formal, no de fondo”

En este sentido, la Audiencia Nacional señala en su auto que la primera cuestión que es necesario resolver es si esa petición de intervención es asunto que competa a la Sala de lo Contencioso administrativo. Según la normativa, la Audiencia considera que dicha intervención “debe solicitarse ante el juez correspondiente al domicilio social de la entidad” y que en ese sentido, parece que Cultura reclama más bien competencias a los Juzgados de lo Contencioso Administrativo o, en su caso, a los Juzgados Centrales de lo Contencioso Administrativo.

Con esa decisión, la entidad de gestión de derechos de autor gana un poco de aire y de tiempo, ambas cosas muy necesarias ante una situación de crisis con consecuencias ya incluso internacionales. Era hace apenas dos semanas cuando la Confederación Internacional de Autores decidía expulsar durante un año a la SGAE por el “trato discriminatorio de titulares de derechos” y “la aplicación de procedimientos de reparto de manera no equitativa”. Hoy, por fin, han amanecido en el Palacio de Longoria con una buena noticia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dos × 4 =