La Asociación Unificada de Guardias Civiles es quien más cordura ha puesto esta semana ante el conflicto político creado por la destitución desde el Ministerio del Interior de Pérez de los Cobos. Así, la AUGC lamenta, según ha confirmado su portavoz a Diario16, Pedro Carmona, “las filtraciones judiciales sobre el informe del 8M”, al mismo tiempo que, como ya adelantó nuestro medio, recuerda que fue en el Gobierno de Rajoy en el 2012 quien “cambió las normas que obligan a informar sobre investigaciones en curso sobre personas con responsabilidades públicas”.

Carmona entiende también que estas filtraciones en nada favorecen el desarrollo de la investigación y de conocer la verdad de los hechos. Por ello, reconoce que “los errores judiciales que ha admitido la Guardia Civil y que aparecen en prensa no afectan al contenido de la investigación”.

Filtración

Tampoco suele ser, a su juicio, habitual filtrar una conversación privada al ámbito público para incluirlo en la investigación, en referencia a lo ocurrido con los comentarios que hizo la ministra de Igualdad, Irene Montero, a la periodista antes de comenzar una entrevista para la ETB.

La AUGC, como ya se explicara en un comunicado oficial, es partidaria de la independencia política en las investigaciones de la Guardia Civil: “solicitamos por lo tanto la retirada de esta instrucción de 2012 por la que se obliga a informar sobre investigaciones en curso sobre personas con responsabilidades públicas”.

Apúntate a nuestra newsletter

Artículo anteriorMás de 24 millones de personas estarán el lunes gracias a la fase 3 más cerca de la nueva normalidad
Artículo siguienteEl estado civil del guardia
Directora Diario16.com Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre. Durante años ha asesorado personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre