La Asociación Para la Defensa del Valle de los Caídos –un misterioso grupo que trata de conservar intacto el monumento franquista– ha pedido a sus seguidores que mantengan la calma y no participen en “desórdenes públicos” tras la última sentencia del Tribunal Supremo que ordena la exhumación de los restos de Franco. Días atrás, la ADVC recordaba tanto a turistas como a fieles que tenían previsto acudir los próximos días al Valle de los Caídos –“muy especialmente el domingo día 29 de septiembre”– que tuvieran en cuenta la “especialmente tensa situación que vivimos, motivada por el reciente fallo del Tribunal Supremo y la campaña orquestada por el Gobierno en funciones con respecto a la hipotética exhumación de los restos del general Franco de la Basílica del Valle de los Caídos”.

La asociación ruega a todo aquel que visite estos días Cuelgamuros que actúe “con inteligencia, prudencia y respeto al propio Valle, por su doble aspecto de lugar de culto como de recinto donde reposan los restos de los que un día se enfrentaron en contienda civil”. Según esta organización, “el mejor medio que cada uno de nosotros tenemos para colaborar con el Valle de los Caídos y lo que significa entendemos que pasa por evitar caer en provocaciones dentro del recinto religioso-monumental, así como alteraciones de orden público, con el único fin de crear las excusas necesarias a aquellos que tienen, entre sus planes más inmediatos, el cierre al público del propio Valle, apelando precisamente a supuestas razones de seguridad”.

Según un comunicado oficial, “nuestra causa, la de todos, es una causa justa, y aunque la situación invita al nerviosismo, estamos convencidos de que una reivindicación de modo tranquilo y sosegado y, al mismo tiempo, firme y convencida, puede ser nuestra mejor argumentación”.

¿Pero quién está detrás de esta asociación? Se sabe que fue fundada a mediados de 2009 por un grupo de ciudadanos, un “pequeño grupo de españoles que tienen como nexo común fundamental su estado de alarma ante las recientes noticias y asombrosos acontecimientos sobre el Valle de los Caídos, monumento erigido en mitad del siglo pasado como símbolo de reconciliación entre las dos tristemente famosas Españas que se enfrentaron en la Guerra Civil de 1936”. Pese a que en alguna ocasión han tratado de desmarcarse del discurso político y mantenerse en el ámbito civil, el férreo mensaje de defensa del Valle de los Caídos a toda costa y de la memoria del dictador se asemeja ciertamente al de otras asociaciones y partidos que se muestran beligerantes con la decisión del Gobierno socialista de exhumar los restos del general, como la Fundación Francisco Franco o Vox. Además, se han personado en la causa en el Supremo. Precisamente hoy el Alto Tribunal tiene previsto solventar los últimos escollos legales antes de ejecutar su sentencia de exhumación, como responder a la petición de aclaración de la familia Franco sobre un aspecto concreto del fallo. Además, no será hasta el jueves cuando se levante la suspensión cautelar sobre el decreto del Gobierno que pesa sobre tres recursos aún no resueltos: el de la Fundación Franco, los Benedictinos y precisamente el interpuesto por la Defensa del Valle de los Caídos, según fuentes judiciales consultadas por Diario16.

La ADVC ha criticado el estado de “olvido” del recinto por parte de “todos los gobiernos de la democracia y hoy salvajemente atacado desde la esferas del poder”. Y añade: “Es un monumento que consideramos que tenemos la obligación de defender en todos los frentes que tiene abiertos en su contra, y que por desgracias, son muchos”.

En sus estatutos se marca “desde el primer minuto de su existencia” varios objetivos fundamentales: “Defensa del monumento denominado Monumento Nacional a los Caídos, sito en el Valle de Cuelgamuros, término municipal de San Lorenzo de el Escorial (Madrid) en su conjunto monumental, arquitectónico, ecológico, histórico artístico y religioso; promoción desarrollo y divulgación de la construcción del Valle de los Caídos, y su carácter de reconciliación entre los españoles; la promoción y divulgación de un mayor conocimiento de la función, composición, técnicas y doctrina que dieron lugar a la obra de la Basílica del Valle de los Caídos y del conjunto entero del Valle; y atención a quienes soliciten información sobre los enterramientos en el Valle de los Caídos y gestión de la localización de los restos en la Basílica”.

“Esta asociación nace en un momento especialmente complicado para el Valle de los Caídos. Las autoridades, en una decisión que supone un grave caso de recorte de libertades, han cerrado el Valle, dejando tan solo abierta la Basílica para el culto una hora diaria”, denunciaron en su momento. “Al mismo tiempo se proponen actuaciones de mantenimiento que bordean la locura y se anuncian obras de mantenimiento que nunca comienzan. Mientras tanto se hostiga de forma grave a la comunidad religiosa que desde hace más de 50 años abnegadamente cumplen con su obligación de rezar por todos y cada uno de los restos de los españoles que, de ambos bandos de la contienda, reposan en los osarios de la Basílica, restos de los cuales, los monjes benedictinos, son custodios. Trabajo tenemos, y mucho, para cumplir nosotros también”, alegan.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

once + nueve =