¿Les vienen a la memoria esos anuncios, por ejemplo de pasta dentífrica, o de un yogur que es más caro porque “regula el tránsito intestinal”?. O aquella de nueve de cada diez dentistas… Nos los recomiendan asociaciones, creadas ex-profeso para colocarnos un producto a base de nombres rimbombantes,

Un nombre que igual les suena conocido “Asociación española de la nutrición”, que en diversos anuncios ha salido su nombre. Para ser útiles publicitariamente no es preciso ni que sean falsas. Se constituyen entre cuatro amigos, y conciertan con la empresa de publicidad de turno unos estipendios que les permiten unas cuantas francachelas al año. Si son de carácter más “social”, siempre se encuentra la subvención del político, generalmente muy de derechas al que le beatifican sus astracanadas. Además intentan parecerse en sus nombres a entidades, fundaciones y asociaciones que sí son serias y dan la cara 365 días al año.

Son fáciles de detectar; no tienen página web, no tienen un calendario de trabajos público, no se sabe fácilmente quienes son y sólo aparecen para apoyar una opción determinada, vaya como la Asociación Europea de Jueces.

Son, supuestamente, como esa Asociación que ni es dental ni europea.

Y ahora, los periodistas sin escrúpulos a hacer primeras páginas de un rebuzno.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre