El pasado 26 de agosto la revista Erokis Consumer publicaba el artículo titulado «Las pseudoterapias sí tienen efecto en la salud». En este artículo se afirma que «las pseudoterapias alternativas a la ciencia médica a menudo son un remedio peor que la enfermedad». También afirma que la medicina tradicional china, entre otras, no tiene aval científico suficiente para demostrar sus efectos. Las afirmaciones que se realizan en el artículo son en muchos casos inconcretas, una crítica amplia y genérica que mezcla terapias que nada tienen que ver entre sí, para meterlas todas en un mismo saco.

Por eso desde la Asamblea Nacional de Homeopatía han respondido con contundencia desde la web HomeopatíaSuma.

Según apuntan, en el artículo publicado en la revista de Eroski Consumer «se vierten argumentos carentes de veracidad contra terapias como la homeopatía insinuando -como ha sucedido también con otros artículos de este mismo medio- que estas son peligrosas para la salud». Además, señalan que se han puesto en contacto directo con la revista para aportarle datos e información, con la finalidad de que informen al respecto. Los mensajes que les han transmitido son los siguientes:

  • La argumentación del artículo se apoya en las conclusiones del primer informe sobre fallecidos a causa de pseudoterapias en España, tan alarmista como falso, y que fue publicado en enero de 2019 por la Asociación para Proteger al Enfermo de Terapias Pseudocientíficas (APETP). Aunque este informe tuvo bastante repercusión en los medios de comunicación porque anunciaba que en España se registran 1.400 muertes anuales atribuibles a las “pseudoterapias”, lo cierto es que estas conclusiones son inexactas y carecen de rigor científico, ya que los resultados están basados en una selección bibliográfica deficiente y desfasada en la que se mezclan datos nacionales e internacionales de donde se sacan extrapolaciones que más bien parecen un “corta y pega” de artículos periodísticos. De hecho, el informe ha recibido críticas desde el seno de la propia APETP por su información incorrecta e inexacta
  • Una vez más, Eroski Consumer califica la homeopatía de pseudoterapia, lo cual no es cierto.  Conviene recordar que el Plan para la protección de la salud frente a las pseudoterapias, elaborado por la Red Española de Agencias de Evaluación de Tecnologías y Prestaciones del Sistema Nacional de Salud (REDETS) y presentado por los ministerios de Sanidad y Ciencia en febrero, no ha calificado a la homeopatía como pseudociencia o pseudoterapia. La homeopatía es una terapia médica complementaria sólidamente asentada en el mundo. En España, la legislación vigente también la define como terapia complementaria (RD 1277/2003). De hecho, según la legislación tanto española como europea, los medicamentos homeopáticos son medicamentos y los médicos pueden prescribirlos y recomendarlos a sus pacientes en todo el territorio europeo, incluido España. La homeopatía es utilizada por los profesionales sanitarios en sus respectivos ámbitos de competencia y son ellos los que pueden utilizarla en su práctica clínica. Precisamente por eso siempre insistimos en que la homeopatía suma y es complementaria, no alternativa ni excluyente.
  • En el artículo se cita que la homeopatía no dispone de evidencias científicas. Pero lo cierto es que sí que las tiene. Hay investigación fundamental, estudios clínicos y observacionales que demuestran las bases científicas de la homeopatía, constatan que los medicamentos homeopáticos tienen unos efectos específicos, más allá del efecto placebo, y confirman su interés terapéutico y para la salud pública. Basta con hacer una búsqueda en Pubmed para comprobar la existencia de más de 6.500 artículos indexados, 279 de ellos corresponden a ensayos clínicos, el tipo de estudio que con mayor fiabilidad discrimina el efecto de un principio activo con respecto al placebo. Asimismo, existen 2.402 registros de experimentos en investigación fundamental, según la base de datos HomBrex. Además, hay publicados más de 1.500 estudios de laboratorio que confirman los efectos biológicos de los principios activos de los medicamentos homeopáticos.

Y respecto a los tratamientos oncológicos, apuntan desde la ANH que «ningún médico retira un tratamiento prescrito por un colega cuando sea necesario y más en enfermedades graves. Como hemos explicado en esta misma web los medicamentos homeopáticos pueden ayudar mucho a los pacientes con cáncer minimizando los efectos secundarios de la quimio o la radioterapia y mejorando su calidad de vida». 

La ANH se muestra indignada y preocupada

En el artículo, desde la ANH consideran «indignante la persistencia de un enfoque tan desfasado y arbitrario por parte de la revista Eroski Consumer que llega a los consumidores a los que deliberadamente se hurta información veraz y contrastada. Como consumidores y clientes de supermercados tengámoslo en cuenta.»

Además, añaden que «las terapias no convencionales como la homeopatía o la acupuntura, cuando son ejercidas por profesionales debidamente acreditados, pueden ser de gran ayuda para todos los ciudadanos para mejorar su salud y bienestar. Y esto es algo que sin lugar a dudas ya sabemos tanto los profesionales que las integramos en nuestra recomendación  como los pacientes que las usan.»

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

2 Comentarios

  1. Gracias Diario 16, gracias Bea Talegon. Que difícil medios y profesionales libres y este al menos parece que lo es . Muy de agradecer en un país como este.

  2. Gracias Bea Talegón. Cuantas más personas convenzas de tomar bolitas de caramelo en lugar de tratamiento médico, más Seguridad Social para los que no creemos en magufadas… tiene su lógica en la «realpolitik» mediática…
    …aunque preferiría que todos volviéramos a tener derecho a la Seguridad Social. TODOS.

    Las bolitas de caramelo son eso. Bolitas de caramelo.

    Y bueno, yo también pienso que son de agradecer medios libres y de gran reputación frente a otros a los que por lo visto la perdieron y sólo mantienen el nombre. En fin, somos libres de dispararnos en un pie o de beber lejia, pero recomendarlo no sería un acto de «libertad», sino de necedad.

    Qué teatro y qué paripé mediático. Qué pena el no saber idiomas para escapar de tanto grupo mediático «diferente» y de tanta «libertad» ¬¬ menudo CÁRTEL (y de la TDT, ni hablemos…)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

5 × 2 =