Carmen Calvo, recibe el Premio Feminismo16 de mano de nuestro editor Manuel Domínguez Moreno.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, vuelve a apostar por su actual vicepresidenta Carmen Calvo, prueba de ello es que, a pesar de las críticas, irá como número dos en la lista a las generales.

El responsable de Interior, Fernando Grande-Marlaska, será el cabeza de cartel por Ávila; la ministra de Defensa, Margarita Robles, por León; y la ministra de Industria, Reyes Maroto, por Valladolid.

A falta de la ratificación oficial, las fuentes señalan a RTVE que «casi al cien por cien» Calvo ocupará ese puesto, que en las generales de junio de 2016 ocupó la actual ministra de Defensa, Margarita Robles, y en diciembre de 2015 la de Administraciones Públicas, Meritxell Batet, que en esta ocasión volverá a ser, como en 2016, cabeza de lista por Barcelona.

Calvo, de 61 años, nacida en Cabra (Córdoba), está vinculada al proyecto de Pedro Sánchez desde las primarias de 2017, año en que volvió a la política activa después de diez años en la universidad tras su salida del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero en 2007, año en que también ocupó una de las vicepresidencias del Congreso.

Mano derecha de Sánchez en el Gobierno, su peso en el Ejecutivo y la confianza que el presidente sigue depositando en ella quedan reflejados en este segundo puesto en la candidatura por Madrid, considerada de especial enjundia por la dirección federal del partido.

Apúntate a nuestra newsletter

Artículo anteriorDeclarando
Artículo siguienteEnfermería consigue que Carrefour retire un disfraz machista sobre su uniforme de trabajo
Directora Diario16.com Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre. Durante años ha asesorado personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre