Más Madrid Ganar Móstoles ha anunciado a través de las redes sociales que abandona la coalición de Gobierno en el Ayuntamiento de Móstoles, dejando en minoría a la alcaldesa Noelia Posse, pendiente de un pleno de reprobación de su gestión y con un expediente de expulsión de su propio partido.

El mismo día, el juez de Móstoles, Pablo Ruz, ha remito una diligencia para investigar a Posse por un posible delito de falso testimonio. Se trata del mismo magistrado que hizo posible la caída de Mariano Rajoy. El fue uno de los brazos percutores de la Gürtel, ahora todo su peso ha caído sobre la alcaldesa mostoleña, que no podrá abstraerse de esta decisión judicial.

El posible delito por el que la investiga el juez Ruz es por mentir en una declaración como testigo en sede judicial.  El origen es una denuncia interpuesta por el ex director de Hacienda del Ayuntamiento ante la Fiscalía Anticorrupción, en enero de 2019, por parte del Ministerio Público “por los delitos de falsedad en documento oficial, prevaricación y malversación de caudales públicos”.

Se ha instalado en Móstoles un hartazgo absoluto ante esta situación

Tras esta denuncia, un diario madrileño público una información sobre los hechos, tras lo cual, la alcaldesa convocó un reunión para el día siguiente en la que se citó al denunciante. En aquel encuentro, que se produjo el 12 de marzo de este año, el ex director de Hacienda del Ayuntamiento fue agredido físicamente, con “agarrones, empujones, zarandeos, enganchones y forcejeos”, según las diferentes versiones aportadas por denunciante y diversos testigos.

El juez tomó declaración a varios testigos, entre ellos a la propia alcaldesa, que negó los hechos, y dio una serie de datos al instructor que ahora éste “considera que faltan a la verdad”.

El magistrado sospecha que Posse engañó en su declaración y por eso envía el asunto a reparto para que otro Juzgado lo investigue si lo considera oportuno, en contra del criterio de la Fiscalía que pedía el sobreseimiento libre de todos los delitos.

Ruptura de la coalición

La coalición de gobierno estaba formada por el PSOE, Podemos y Más Madrid Ganar Móstoles. En el comunicado los dos concejales de la formación que dirige Iñigo Errejón señalan que “Acabamos de anunciar la renuncia al gobierno de Susana García Millán y Gabriel Ortega Sanz, mientras Noelia Posse siga ostentando la alcaldía de Móstoles. Nuestra mano sigue abierta a un Gobierno progresista, siempre que este sea transparente y honesto”, han señalado.

El  concejal de Cultura y Políticas Medio ambientales, en la Junta de Gobierno municipal por Más Madrid Ganar Móstoles ha señalado que “se nos van agotando las palabras ante esta sucesión de decisiones más que cuestionables. Se ha instalado en nuestra ciudad un hartazgo absoluto ante esta situación y hay que darle soluciones políticas”.

 

La ruptura de los dos ediles de la formación de Errejón se produce tras las reiteradas solicitudes de dimisión de la alcaldesa. La última crisis ha sido la dimisión de la coordinadora de Urbanismo, Carmen Rosas Camacho, que fue nombrada en septiembre como cargo de confianza de la alcaldesa y que no reunía las condiciones para el cargo.

 

Se trata de la cuarta persona que la alcaldesa de Móstoles contrata a dedo y tiene que dejar el cargo. Primero fue el contrato de su hermana, Laura Posse, a la que se vio obligada a cesar del cargo de confianza y coordinadora de redes sociales en el Ayuntamiento mostoleño, con un sueldo de 52.000 euros al año.

Igualmente, fue noticia el ascenso de su tío –que hasta junio era funcionario del área de Cultura– como director técnico administrativo de Deportes, con un complemento salarial de 1.607 euros al mes.

El tercero fue la dimisión de Luis Vázquez, gerente de la empresa del suelo de Móstoles, nombrado a dedo por la propia Posse y que tiene un pasado oscuro en la Universidad Rey Juan Carlos (URJC).

Gabriel Ortega Sanz, quien lideró la candidatura de Más Madrid Ganar Móstoles en las últimas elecciones municipales, considera que “es una irresponsabilidad que no se le hayan dado ya soluciones políticas a esta crisis, después de que el martes se convocara para el próximo día 21 un Pleno extraordinario para la reprobación de la alcaldesa”.

“Cada vez es más necesario renovar el liderazgo del Gobierno municipal y para eso Noelia Posse tiene que dimitir” ha insistido en rueda de prensa,  recordando “que su mano está tendida para un gobierno progresista, pero sin la alcaldesa, con la que no pueden compartir más tiempo las responsabilidades de gobierno”.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here