El Gobierno de Estados Unidos puso en marcha hace unas semanas una serie de líneas de ayudas para paliar las consecuencias de la crisis del Covid19. Sin embargo, el Departamento del Tesoro envió por error más de 1.400 millones de dólares ya que los cheques fueron enviados a más de 1 millón de personas que habían fallecido, ya fuera por coronavirus o por otras causas. Así lo ha constatado la Oficina de Rendición de Cuentas (GAO, por sus siglas en inglés).

Desde que en el mes de marzo se aprobaron estas ayudas que pretendían inyectar 2,6 billones de dólares para frenar las consecuencias de la desaceleración económica, hubo muchas prisas para que el dinero llegara a los hogares estadounidenses lo antes posible. Esa premura provocó que el Departamento del Tesoro, que no tiene acceso a los registros de fallecimientos, remitiera más de un millón de cheques a personas muertas que habían presentado declaraciones de impuestos en 2018 o 2019 y que ganara un máximo de 99.000 dólares anuales.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre