En América Latina, empezando por el Perú, se  asiste a un lento renacimiento de diversas organizaciones sociales,  cuya acción había pasado al olvido  por sucesivos desgobiernos del presente siglo, que alentaron la virtual desactivación de los sindicatos, ONGs y fuentes de financiamiento. Todo fue confiado al libre mercado…

Perusan – IDI – Iniciativa contra la Desnutrición Infantil existe porque la seguridad alimentaria nutricional y el acceso a alimentos saludables es fundamental para tod@s.

En esta iniciativa participan las siguientes organizaciones: Acción Contra el Hambre, ADRA, CARE, INN- Instituto de Investigación Nutricional, Future Generations, Caritas, HOMAS, MSH, Nutri Educate, PRISMA, World Vision…              

María Ynés Aragonez, experimentada comunicadora social, presenta en la Red de Contactos BID – INDES: Hábitos saludables desde el principio de la vida #PERUSAN: Iniciativa contra la Desnutrición Infantil.  La obesidad aumenta el riesgo de muerte y complicaciones…

El Banco Interamericano de Desarrollo, fortalece su acción  después de un equivocado horizonte planeado por el conservadurismo norteamericano, que preparaba convertir esta banca pública regional para competir con la China continental.

El Perú, Brasil, EEUU, con los índices de mayor incidencia de covid19,  reconoce a la IDI (Iniciativa contra la desnutrición Infantil) como referente técnico en el tema y valora su rol articulador entre Estado y Sociedad Civil. y  convoca para aportar  al diseño de la política pública relativa a la salud de la niñez.

Aparece, pues,  en el horizonte inmediato la articulación de instituciones de apoyo al desarrollo, con sede en Perú,  eomo ADRA, CARE, CARITAS, PRISMA que conformaron a fines de 2005 la Iniciativa contra la Desnutrición Infantil y ahora recupera un rol que supone el respaldo de las poblaciones.

Las evaluaciones públicas de las experiencias exitosas conducen a la convicción de que es posible reducir este flagelo del hambre, impulsando actividades conjuntas. Las elecciones regionales y municipales al empezar este siglo planteaban una coyuntura de renovación total de las autoridades en el país. En ese marco adquirió atención la desnutrición infantil. En  el Perú emergió la  Estrategia Nacional de Seguridad Alimentaria – ENSA, uno de los objetivos era reducir la desnutrición crónica.

Gobiernos regionales, como Cajamarca, Ancash y Huancavelica,  empezaron  a elaborar Estrategias Regionales de Seguridad Alimentaria – ERSA. La Iniciativa contra la Desnutrición Infantil fue alentada por ADRA, CARE, Caritas, PRISMA -a la que se suma USAID-, conformando dos grupos de trabajo: técnicos y comunicadores/as de las instituciones.

El Banco Mundial también inició su acción  como invitado. Y la IDI llegó a sumar a 10 socios. Se integraron a la Mesa de Concertación de Lucha contra la Pobreza – MCLCP, varios organismos de Naciones Unidas como la FAO, OPS/OMS, PMA y UNICEF.  

Llegamos al 2017 y los técnicos califican que la Encuesta Demográfica y de Salud Familiar – ENDES es una de las investigaciones estadísticas más importantes que ejecuta de manera continua el Instituto Nacional de Estadística e Informática. Sus principales resultados se presentan en el Documento «Perú: Encuesta Demográfica y de Salud Familiar Nacional y Regional», que se pone a disposición de autoridades de gobierno, v públicas, centros de investigación, universidades y público en general.

El  documento contiene trece capítulos y tres apéndices. En cada capítulo se presentan gráficos de los indicadores principales con su respectivo análisis. Trata de las características de las viviendas y población, el nivel de fecundidad, la situación de la salud reproductiva y preferencias de fecundidad, las condiciones de morbilidad y mortalidad de las niñas y niños menores de cinco años, asimismo la atención durante el embarazo, parto y postparto.

También, destacan aspectos relacionados con las inmunizaciones y nutrición de niñas, niños y mujeres. Igualmente se analiza las actitudes y prácticas sobre el VIH SIDA y el conocimiento de las mujeres en edad fértil acerca de las Infecciones de Transmisión Sexual (ITS).  Como capítulo final aborda los episodios de violencia familiar contra las mujeres, niñas y niños. Y los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

Fuentes vinculadas con la Organización Panamericana de Salud – OPS dan cuenta: Cinco millones de niños tienen desnutrición crónica en América Latina en 2020.

«La evolución de Perú ha sido espectacular. Es uno de los países que más ha avanzado en combatir la desnutrición crónica infantil», comenta BBC Mundo con información de expertos..

Honduras, que tiene más pobreza y menor desarrollo económico, logró enfrentar el problema con mejores resultados que Guatemala, señala el médico Berdegué.

Y Bolivia, que también tiene un nivel relativamente bajo de desarrollo económico, disminuyó a la mitad la desnutrición crónica infantil en poco más de una década.

Cabe concluir esta crónica las referencias de UNICEF. En los últimos años, se ha venido construyendo un importante consenso acerca del hecho de que la pobreza que afecta a los niños, niñas y adolescentes de América Latina y el Caribe es uno de los principales desafíos que enfrenta la región, no solo por sus efectos en el presente sino también por sus consecuencias de larga duración sobre la infancia y sobre un desarrollo integral más igualitario en la sociedad.

Sin embargo, el conocimiento existente respecto de las particularidades de la pobreza infantil no es suficiente para abordar este reto. Por lo tanto, las políticas públicas dirigidas a su superación se ven afectadas y tienen un carácter limitado, debido a que en ocasiones parten de supuestos falsos, no contemplan las distintas expresiones de la pobreza en la infancia, y no se basan en un enfoque de derechos que garantice el cumplimiento de la Convención sobre los Derechos del Niño (CDN) de la que todos los países son signatarios.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre