El mundo del teatro celebra su Día Internacional el 27 de marzo. Es tradición que los dramaturgos coloquen una bufanda blanca en la estatua de Ramón María de Valle-Inclán localizada en el Paseo de Recoletos, en Madrid, muy cerca del Teatro Fernán Gómez, una de las salas accesibles en la capital. AG Bell International/Oír es clave aprovecha el acontecimiento para reclamar mayor accesibilidad para las personas con discapacidad auditiva. Se calcula que en España hay más de un millón de personas con sordera y, aplicando datos de prevalencia de los países del entrono, hay entre 6.5 7 y millones de personas con problemas de audición para los que los espectáculos teatrales son ocio vedado. Salvo excepciones.

Entre las medidas propuestas figura el subtitulado (transcripción de los diálogos, identificación de los personajes con colores, información de los sonidos y de la entonación de los diálogos) ampliamente utilizado en la ópera, bucle de inducción magnética (los usuarios de prótesis auditivas pueden escuchar el sonido de la obra gracias a un sistema de bucle individual), auriculares y programas de mano. La web www.oiresclave.org explica los detalles para el acondicionamiento acústico en las salas de teatro. Para lograr esas mejoras se debe consultar con profesionales especializados.

Las iniciativas tomadas en este sentido por los empresarios en las salas de teatro de distintas provincias españolas son dignas de aplauso, pero la situación queda muy lejos de estar normalizada. Cada local que instala nuevas medidas es incorporado por AG Bell International/Oír es Clave al listado de lugares accesibles que se consultar en la página web: Guía de Lugares Accesibles.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

diecisiete − cinco =