La Abogacía del Estado, que acutúa como defensa del Delegado del Gobierno en Madrid, José Manuel Franco en la causa abierta sobre las manifestaciones permitidas el 8M ha reprochado a la juez instructora, Carmen Rodríguez-Medel que haya devuelto su informe al médico forense “con el afán de poder volver a imputarle el delito de lesiones imprudentes”.

Esta respuesta se ha dado por parte de la Abogacía del Estado después de que la juez Carmen Rodríguez-Medel haya remitido de nuevo al médico forense la causa, señalándole que lleve a cabo un nuevo informe si lo considera preciso, tras las pesquisas de la Guardia Civil.

En estos momentos José Manuel Franco es investigado por un delito de prevaricación, tras rechazarse el delito de lesiones imprudentes, a no haber acreditado el forense en su primer informe que se produjera “causalidad” entre la participación en las manifestaciones y los contagios por COVID-19.

Franco deberá comparecer como testigo el próximo día 10 de junio.

Para Rosa María Seoane, Abogada del Estado, la devolución del informe al forense “solamente se explica por el afán de agotar todas las posibilidades de reabrir la investigación por el presunto delito de lesiones imprudentes”. Esto permitiría “la entrada de acusaciones particulares, pues a día de hoy, no hay personada en forma ninguna acusación ni Fiscalía ha manifestado que vaya a ejercerla”. “Nos encontramos con una instrucción sin acusación, impulsada sólo por la instructora”.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre