La Abogacía del Estado acusará a los presos del procés por los delitos de sedición y malversación, unos hechos que conllevan penas más bajas que las que planteará la Fiscalía, que defenderá la acusación por rebelión. Se desmarca así de la Fiscalía, que siempre respaldó el criterio del Ministerio Público en relación a la violencia y el delito de rebelión, por lo que su decisión de acusar de sedición supone también un cambio en la estrategia que ha mantenido hasta la fecha.

En un mensaje de Twitter, el presidente de la Generalitat, Quim Torra ha señalado que la decisión de la Abogacía del Estado es “la última de las humillaciones que pretenden vendernos. “Gestos” que agravar la posición inicial. Nos enfrentamos a lo intolerable para un demócrata; a lo inaceptable para un pueblo que ha sido independiente”.

El presidente y diputado de ERC, Oriol Junqueras, ha asegurado en una entrevista en Catalunya Ràdio que afronta el juicio “con la cabeza bien alta. Ya hace un año que estoy en prisión sin juicio y habiendo sufrido una fase de instrucción de carácter netamente político”, ha señalado.

“Ni hemos tenido una instrucción justa ni tendremos un juicio justo en el Tribunal Supremo. Es un juicio político y se juzga una voluntad política ejercida democráticamente”, ha dicho Junqueras.

Durante esta entrevista, el líder de ERC también asegura que le habría gustado un referéndum acordado ahora hace un año.  “Se negaron de todas y todas y nos negaron la posibilidad de hablar; siempre hay aspectos a mejorar», asegura Junqueras al volver a apelar ahora a una «mayoría democrática imbatible que ejerza el derecho a l’autodeterminación”.

Junqueras ha añadido que lo afronta “con la convicción de que el país que yo quiero nunca será delito votar, y que amar la justicia y la libertad es irrenunciable para cualquier demócrata”.

El exconseller de Interior, Joaquim Forn, afirma en una entrevista al digital ElNacional.cat, que enfrenta el juicio con tranquilidad y asegura tener “la consciencia tranquila por haber cumplido un compromiso político”.

“Con nuestra actuación no hemos cometido ningún delito”, ha añadido Forn en esta entrevista, publicada justo un año después de entrar en la cárcel. “Nunca habíamos llegado tan lejos como lo hemos hecho ahora […] ¿Quiere decir esto que lo estamos haciendo todo bien? Es evidente que no, pero mantenemos la fuerza de la gente y ahora hace falta que desde los partidos soberanistas definamos una estrategia conjunta que nos permita seguir avanzando”, ha afirmado Forn.

El lehendakari Iñigo Urkullu, en declaraciones desde Argentina, ha afirmado “no sentirse nada satisfecho” con la acusación de la Abogacía del Estado a los líderes del procés, y ha reiterado que “nunca debería haber judicialización de la vida política y, menos cuando estamos hablando de procesos que inciden en la convivencia social”.

Urkullu ha reiterado que considera que “no es de recibo que se mantenga en prisión provisional preventiva a los dirigentes catalanes”, teniendo en cuenta “los sistemas que en este momentos existen, telemáticos y de otra naturaleza, para evitar lo que puedan ser riesgos de fuga, que pudieran ser razones que se arguyeran para no dejar a los presos que están en situación de prisión preventiva en la calle hasta la sustanciación del proceso judicial”.

Unas 15.000 personas se congregaron ayer ante la cárcel de Lledoners y volvieron a exigir la libertad de los presos, en un acto organizado por ERC que contó con la presencia del presidente del Parlament, Roger Torrent, y el vicepresidente del Govern, Pere Aragonès.

En el acto, bajo el título 1 año de injusticia, 1 año de perseverancia. Exigimos libertad,  Torrent señaló que los presos soberanistas “no deben pedir perdón por nada” y afirmó que “no renunciarán a la democracia y al derecho de autodeterminación”.

Para el líder del PP, Pablo Casado, es “indecente que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, humille a España forzando a la Abogacía del Estado a no acusar de rebelión a los dirigentes soberanistas”.

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, también se ha calificado de “inmoral la actitud del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez”, al que acusa de estar “utilizando el poder ejecutivo para indultar a los líderes del procés” si les condenan los tribunales.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre