Foto: flicr Departamento de Estado USA

El legendario pivot Kareem Abdul-Jabbar siempre se ha caracterizado por su implicación en la lucha de la comunidad negra en Estados Unidos. El asesinato por parte de la policía de Minneapolis de George Floyd ha provocado que el mítico jugador de Los Ángeles Lakers y Milwaukee Bucks haya reaccionado con dureza ante el hecho que está generando los fuertes enfrentamientos de los últimos días y que el presidente Trump ha amenazado con terminar utilizando, si hiciera falta, al propio Ejército.

Abdul-Jabbar dijo que, al ver el vídeo del asesinato, “Si eres blanco probablemente murmuraste horrorizado ‘oh, Dios mío’, mientras sacudías la cabeza ante la cruel injusticia. Si eres negro, probablemente te levantaste maldiciendo y gritando ‘¡otra vez!’ Los policías dijeron que Floyd se resistía a la detención, pero el vídeo de una tienda mostró que no era así. El policía que pisaba el cuello de Floyd no era el típico sureño enfurecido, sino un oficial que parecía tranquilo, con derecho y sin piedad: encarnaba la banalidad del mal“.

El ex jugador afirmó que los afroamericanos están acostumbrados al racismo institucional que se transmite en todos los ámbitos de la vida social: educación, sanidad, sistema judicial y, sobre todo, en el empleo, para hacer una declaración muy dura: “Parece que se ha abierto la veda para matar negros“.

Kareem también hizo una advertencia que refleja a la perfección el significado del racismo en los Estados Unidos: “El racismo en Estados Unidos es como el polvo en el aire. Parece invisible, incluso si te estás asfixiando, hasta que dejas entrar el sol. Entonces ves que está en todas partes. Mientras dejemos entrar la luz, tendremos la posibilidad de limpiarlo. Pero tenemos que estar atentos, porque siempre está en el aire. Lo que deberías ver cuando ves a los manifestantes negros en la era de Trump y el coronavirus es a personas empujadas al límite, no porque quieran bares y salones de belleza, sino porque quieren vivir, respirar. Quieren silenciar nuestra voz, robarnos el aliento. Lo que quiero ver no es el camino hacia el juicio, sino una carrera hacia la justicia”.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre