Oriol Junqueras ha abierto el turno de declaraciones de los acusados del ‘procés’ en el Tribunal Supremo. Y lo ha hecho con contundencia para defender sus posiciones: “No voy a renunciar a mis convicciones democráticas, estoy en indefensión, se me acusa por mis ideas no por mis hechos. Estoy en un juicio político, me debo a mis votantes no contestaré a las preguntas de las acusaciones”. Junqueras, que se mostró firme y sereno e incluso se permitió citar a Dante, aseguró que la traducción simultánea no facilita la comunicación durante la vista oral, de modo que hablará en español. “Es un placer hablar en castellano, así puedo dirigirme a los ciudadanos tras año y medio de silencio forzado. No habrá duda sobre nuestra inocencia”, alegó.

“Nunca hemos aceptado la violencia, cualquier objetivo noble en la vida es inmoral si los mecanismos para conseguirlo son indecentes. Si hubiese cualquier tentación de actuar de manera cívica o pacífica nosotros nos desvincularíamos de ese objetivo y nos encontrarían enfrente. Convivencia, bienestar, progreso cultural cívico social de la ciudadanía son nuestros valores y los preservaríamos”, ha afirmado.

“Votar en referéndum no es delito. Trabajar por la independencia de Cataluña no es delito, nada de lo que se nos quiere atribuir es delito. Nada de lo que hemos hecho es delito. Y es evidente que la argumentación de las acusaciones no se sustentan”, añade.

Desde el principio Junqueras, que se ha presentado como Licenciado en Historia Moderna y Contemporánea y líder de Esquerra Republicana, un partido con 88 años de trayectoria, ha convertido su declaración judicial en una tribuna política. “Me considero un preso político. Siempre he luchado por las libertades, por la justicia social, por la igualdad de oportunidades. Defendemos la República para Cataluña porque es el mejor medio de conseguir la libertad para todos”. Junq.ueras recordó que ERC es un partido con 88 años de historia y “ningún caso de corrupción”. “Imposible que haya ninguna duda sobre nuestro compromiso sobre el concepto ‘dignitas’ del ser humano, con el humanismo cristiano, con la defensa de los derechos civiles, con la libertad, la igualdad y la fraternidad. Estos son mis principios”, respondió a preguntas de su abogado.

“El derecho a la autodeterminación, y si alguien se molesta podemos hablar del derecho a decidir, supone que una comunidad política pueda decidir sobre su futuro. Este derecho se ha aplicado en innumerables ocasiones bajo el apadrinamiento del presidente americano Wilson en buena parte de Europa, en democracias como Suecia, Noruega, Irlanda, Reino Unido y en Quebec, Canadá. En este último caso con la particularidad de que el reconocimiento se hizo tras un referéndum que se perdió y de que las autoridades entendieran que había que dar respuesta a los ciudadanos”.

“Se debe dar salida política a las reivindicaciones de los ciudadanos siempre que sean respetuosas con el reconocimiento a los derechos humanos, principio democrático que es recogido en los tratados internacionales. Nosotros hemos intentado e intentaremos una salida pacífica al conflicto, sea cual sea el resultado de este proceso. Somos independentistas porque somos republicanos, demócratas, y estamos a favor de la Justicia social y la igualdad de oportunidades. Antes que demócratas somos buenas personas”. Junqueras apeló a la negociación con el Estado español para resolver el conflicto pero “la silla de enfrente siempre está vacía, siempre se niegan al diálogo y esto no se resuelve poniendo a la gente en la cárcel”.

1 Comentario

  1. Creo falta un «no» en el segundo párrafo después de: «Si hubiese cualquier tentación de».
    Está en sensu contrario !!
    Gracias.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dieciseis + 11 =