Oriol Junqueras, ex vicepresident de la Generalitat de Cataluña y encarcelado en la prisión de Estremera (Madrid), a través de una carta enviada al diario Ara advierte que «las instituciones catalanas siguen en manos del PP» y defiende que «la prioridad, por tanto, debe ser necesariamente implementar el resultado del 21-D y restablecer y recuperar la gestión democrática de las instituciones». Y considera que la prioridad es «recuperar la gestión democrática de las instituciones» catalanas y formar un Govern «estable y fuerte» para hacer frente a un Estado que, afirma, seguirá «beligerante», «cortocircuitando», «torpedeando» y «perjudicando» a la sociedad catalana.

«No hacerlo es renunciar a revertir el 155 y una temeraria huida adelante», asegura. El primer paso ha de ser «constituir Parlamento y Mesa, paso imprescindible para no malgastar un resultado claro que ha dejado el bloque del 155 en minoría y el PP como último partido del hemiciclo», añade Junqueras.

El diputado electo advierte que unas nuevas elecciones serían » un escenario que perpetúa el 155 y que no soluciona nada sino que nos debilita como país y como sociedad».

Argumenta que lo más importante es «recuperar el control democrático de las instituciones, empezando por la mesa del Parlamento, tejiendo complicidades y escenificando los consensos más amplios posibles. Me parece lo más sensato, responsable y eficaz».

«El segundo paso, de hecho el más determinante, será constituir un Govern basado en la mayoría surgida de las urnas y que cuente con el aval parlamentario más amplio posible», Junqueras relata que desea «un Govern fuerte y estable, de amplio espectro en la medida de lo posible. O, al menos, con un amplio apoyo parlamentario».

«La legislatura no será fácil porque todo apunta a una retirada formal del 155 pero con el mantenimiento de un intervencionismo galopante por parte del PP y sus aliados, que no dudarán en seguir ahogando las finanzas del Gobierno y cortocircuitando todas las políticas que se quieran desplegar», advierte.

«El Estado seguirá poniendo cerco al Govern y no dudará en seguir torpedeando consensos y perjudicar la sociedad con sus decisiones», avisa el diputado en prisión preventiva, que pide «tener los pies en el suelo» y «hacer un ejercicio de realismo imprescindible, sabiendo que estamos ante una lucha por los derechos civiles y políticos».

También advierte que «O nos hacemos fuertes, buscamos alianzas más transversales y ensanchamos el perímetro o nos podemos encontrar con una política de bloques que el Estado tiene mucho interés en perpetuar y potenciar».

Según el diputado electo de ERC, «el PP no tienen ningún interés en restablecer la normalidad. Seguirán actuando con beligerancia y agitando banderas para justificar todos los excesos y tapar todas sus vergüenzas y miserias» e insiste en que «desde el odio no se ha construido nada. Por eso el PP parece tan interesado en alimentar el odio y persiste en la agresividad y el desprecio».

«Debemos esforzarnos a deshacer esta dinámica y no tener miedo a decir alto y claro que más que pasos rápidos necesitamos pasos seguros y sólidos», propone Junqueras, que define la situación como «carrera de fondo».

«Los independentistas, los republicanos, éramos diez hace cuatro días. Si hemos esperado tantos años a ser mayoría en el Parlament y hemos trabajado a menudo en solitario, también sabremos superar el 50 % del voto popular, sumando a la causa de la democracia, la libertad y la justicia social nuevos aliados y complicidades, superando discursos identitarios que son la única bandera del PP y sus aliados».

Concluye afirmando que «Nuestra bandera es y debe ser la sed de justicia y el hambre de libertad, la excelencia, la honestidad, el rigor y la solvencia. Persistir hasta que lo consigamos. No veo atajos, ni soluciones mágicas, sólo trabajar y seguir sumando hasta ganar».

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre