Coche utilizado por los presuntos agresores del juez Presencia. Foto cedida por Fernando Presencia

Tal y como informó en exclusiva Diario16 el pasado jueves, el juez Fernando Presencia, denunciante de la corrupción en la Justicia, presentó una denuncia ante la Policía Nacional en la que afirmaba que había sido agredido por uno de los abogados de Ángel Demetrio de la Cruz Andrade, fiscal de Talavera. El hecho es importante ya que entre Presencia y el fiscal existen diferentes demandas cruzadas pero, fundamentalmente, las que interpuso el juez por la comisión por parte de De la Cruz Andrade de diferentes presuntos delitos relacionados con la corrupción, entre los que se encontraba, por ejemplo, la construcción de su chalet en una zona ilegal y que determinó que la Confederación Hidrográfica del Tajo ordenara su demolición.

Mañana a las 10 de la mañana, en los juzgados de Talavera, se celebrará el juicio. Hay que tener en cuenta que es importante que la vista se haga por el procedimiento de juicio rápido puesto que, de este modo, se pueden abrir diligencias, presentar los recursos correspondientes y, sobre todo, evitar que la denuncia de Presencia sea archivada sin que pase a disposición judicial.

Recordemos los hechos. Presencia se hallaba practicando deporte en las inmediaciones del puente de Castilla la Mancha de Talavera de la Reina y se ha puesto a la altura de una persona que se hallaba sentada en un banco y que le hacía fotos. Según la denuncia, Presencia reconoció a esta persona: Francisco Javier González de Rivera, uno de los abogados del Fiscal de Talavera.

Sin embargo, no era el único presente allí que tenía relación con los denunciados por Presencia ya que «en el otro carril de la calzada y a la misma altura se encontraba un vehículo con placas […] pertenece y conducido por Ángel Demetrio de la Cruz Andrade, encontrándose en los asientos traseros el letrado Victoriano de la Cruz del Valle». Cuando Presencia se dio cuenta de que le estaban haciendo fotos, se detuvo, «momento en el que Francisco Javier se le ha encarado, llamándolo “delincuente”, a lo que [Presencia] le ha contestado que estaba cometiendo un delito contra la Administración de Justicia y que iba a llamar a la Policía», afirma la denuncia.

El juez cogió su teléfono móvil y, en ese instante, el abogado le acometió «mediante un puñetazo, cayendo el teléfono al suelo, intentando Francisco Javier pisarlo, iniciando un forcejeo entre ambos con el afán de recuperar el móvil». Cuando Presencia logra quitarse de encima al presunto agresor, éste se va corriendo al coche anteriormente descrito.

Fue en ese instante cuando Presencia pide ayuda y para a una ambulancia que no le puede socorrer puesto que llevaba las sirenas activadas porque debía llevar a un enfermo al hospital. El juez se dirigió entonces hacia el vehículo en el que se montó González de Rivera y realizó tres fotografías que ya han sido puestas a disposición de la Policía Nacional. Al llegar al vehículo «ha podido ver quién lo conducía y lo ocupaba».

Finalmente, Fernando Presencia llamó al 091 pero cuando la Policía llegó al lugar de los hechos «el coche de su agresor ya se había marchado en dirección a la carretera de Los Navalmorales».

Este hecho se produce un día antes de que tanto el juez Presencia como Ángel Demetrio de la Cruz Andrade se vean en los juzgados y muestra cómo los denunciantes de corrupción están totalmente desprotegidos ante las posibles represalias que puedan recibir por parte de los denunciados.

Existen elementos corruptos dentro del aparato del Estado cuyos comportamientos son totalmente ajenos a la opinión pública. El problema lo encontramos cuando hay personas que están dentro de la Administración, ven lo que está ocurriendo y, por su ética o por el amor que sienten hacia lo que esas instituciones representan para el pueblo, dan el paso de denunciar la corrupción. ¿Se castiga a los corruptos? En España se activa un protocolo de destrucción absoluta de quienes tienen el valor de presentar ante quien corresponde lo que está ocurriendo. El juez Presencia es uno de estos casos. Por desgracia, hay muchos que sufren, día a día, las represalias sin ningún tipo protección, incluso utilizando comportamientos mafiosos.

El juez que destapa la corrupción de la Justicia en España denuncia una agresión

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

uno + cinco =