Aunque son muy similares las dos formas de jugar al pádel que existen ambas tienen sus propias características y ventajas que las diferencia de la otra. Si bien el pádel comenzó practicándose exclusivamente como deporte outdoor, la realidad es que en los últimos años se ha extendido de forma muy notable la variedad indoor.

Los clubes que juega a cubierto son cada vez más numerosos y la opinión de los jugadores se encuentra bastante dividida, solo hay que escuchar los comentarios en cualquier tienda padel. Unos prefieren jugar al aire libre y otros prefieren jugar en pistas cubiertas. Sea cual sea el caso lo que resulta palpable es que hay jugadores que se acostumbran a un tipo de juego y luego tienen reticencias a cambiar al otro.

Ventajas de cada modalidad de juego

Si hablamos del pádel en su modalidad outdoor las ventajas que sus defensores argumentan son la posibilidad de disfrutar del clima en los días agradables y de respirar un aire más puro que en un recinto cerrado. Además la pista al descubierto permite hacer globos tan grandes como se quiera aprovechando incluso el viento a favor o la posición del sol como ventaja en la estrategia del partido. Es la modalidad más antigua y muchos jugadores no quieren probar otra cosa.

Las ventajas de practicar el pádel en su modalidad indoor son las relacionadas con la meteorología. Los defensores de jugar en bajo cubierto argumentan que cuentan siempre con las mismas condiciones de juego, al no verse afectados por el viento, el sol o la humedad y que eso proporciona condiciones mucho más estables a los jugadores.

¿En qué se diferencian el indoor y el outdoor?

Cada modalidad cuenta con características que las hacen única y por eso se pueden citar las siguientes diferencias entre ambas:

Existencia de techo

Una de las características que suponen un hecho diferencial muy importante entre ambas modalidades es la existencia de techo en la modalidad indoor. La altura del mismo es un condicionante muy importante a la hora de poder realizar globos altos o incluso por las contra-paredes si el techo es demasiado bajo. Esto ocurre en el pádel outdoor en el que no existe techo alguno.

Climatología

Es un factor que diferencia a las dos modalidades enormemente. Si en el pádel outdoor el juego está condicionado por el sol, el viento o la humedad en el interior ninguno de esos condicionantes afecta al juego. Por el contrario en el interior los jugadores pueden pasar más frío en invierno y más calor en verano porque los clubes no los suelen tener climatizados.

La lluvia también es una gran diferencia climatológica, pues si esta se produce en una pista al aire libre el partido no se puede llevar a cabo mientras que en el interior no existe problema alguno.

Paredes distintas

Las pistas de interior suelen tener paredes de cristal de metacrilato mientras que las outdoor suelen tener paredes de muro, aunque últimamente hay poca diferencia entre ambas modalidades en este asunto.

El pádel indoor y outdoor, tan parecidos y tan diferentes.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre