Si no puedes vencer al enemigo, únete a él. La Real Academia Española ha debido de reflexionar sobre esa máxima tan nuestra, y aunque no es que vaya a alanzarse a eliminar los signos de interrogación de apertura de frases ni a comerse vocales en las palabras, sí que ha decidido quitarle un poco de polvo y de caspa a sus iniciativas para intentar avanzar hasta el siglo XXI. Y lo hace, por ejemplo, lanzando una propuesta directamente a Twitter, con la generación millennial e incluso centennial como público principal: un juego interactivo.

La idea parece querer captar nuevos y jóvenes usuarios de la red social, es de suponer que para que vaya calando en ellos mensajes y consejos lanzados desde la RAE. El juego de hecho, está concebido para promocionar un proyecto aún más ambicioso de esta centenaria institución: EnclaveRAE, una herramienta online para enseñar la lengua española por todo el mundo.

El juego planteado por la Academia, lanzado en un tuit, invita al usuario a adentrarse en la resolución de un misterio ocurrido en un lugar con ciertas reminiscencias: “A la Fantástica Academia Española (FAE) le han robado una copia muy valiosa del Buscón de su biblioteca. ¿Quiere ayudar a encontrarla?” Para resolver el entuerto, el nuevo ‘colaborador’ de la RAE –perdón, de la FAE- deberá ir sorteando una serie de pruebas en forma de preguntas hasta dar con el paradero del incunable. Dichas preguntas, naturalmente, son en referencia a cuestiones ortográficas y de lengua, tales como si solo va con o sin tilde, el uso correcto de ‘ay’ o ‘ahí’ o, naturalmente, el nombre del autor del Buscón. Si se acierta en la respuesta, la aventura avanza, y si toca ‘repetir’, se plantea con originalidad el nuevo intento para evitar la sensación de ser, sin más, una prueba de aptitud.

El juego ha superado las mejores expectativas, a las pocas horas de su lanzamiento ya se acercaba al millón de participantes

A nadie ha pasado por alto la similitud del planteamiento con el recurso interactivo de Bandersnatch, el reciente estreno de Netflix –capítulo estrella de la serie Black Mirror-, en el que el espectador tiene la opción de ir marcando en desarrollo de la historia al tomar partido en las decisiones de los personajes. En el caso de la RAE, al juego de marras no le faltan ni siquiera gifs animados y pequeños duendes que en ocasiones buscan ‘inspirar’ al jugador dudoso.

El lanzamiento de EnclaveRAE y de este juego es un paso más en la estrategia de comunicación de la Academia en redes sociales, una medida que venía siendo de urgencia a tenor de la cantidad de personas que las emplean diariamente. Dicha estrategia se ha demostrado bastante efectiva, y la cuenta de la RAE (@RAEinforma) acumula casi 1,3 millones de seguidores, mientras que el recién estrenado EnclaveRAE (@enclaveRAE) se acerca ya a los 30.000. El juego, no obstante, ha superado las mejores expectativas, y a las pocas horas de su lanzamiento ya se acercaba al millón de participantes, la mayoría de los cuales ha compartido sus resultados en la red, aplaudiendo la iniciativa y pidiendo a la RAE nuevos desafíos. Sí, gente pidiéndole a la Academia nuevas propuestas de diversión. Sin duda el gran premio de este juego es para los responsables de la estrategia de comunicación.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

seis − 4 =