Juantxo López de Uralde, diputado por Álava de Podemos, ha pasado de estar en las trincheras -de forma textual- a presidir en el Congreso, la comisión de Transición Ecológica. Sabe lo que es estar preso, en sus tiempos de director ejecutivo de Greenpeace España por irrumpir en la cena de gala para líderes mundiales en la Cumbre del Clima, presidida por la reina Margarita de Dinamarca. De eso a la política a través de Equo y de ahí a ir en las listas con Unidas Podemos, hasta llegar a abandonar su formación para seguir junto a Pablo Iglesias en esta nueva aventura que los ha llevado al Gobierno de coalición con Pedro Sánchez.

¿Con el coronavirus se ha parado en seco todo el cambio climático?

Lo que viene a demostrar esta situación, es que, con el cambio climático, a pesar de las declaraciones de emergencia, no hay una percepción real. Da la sensación de que nos lo creemos solo a medias y que del cambio climático solo se habla en momentos puntuales.

¿Cómo los diferenciamos?

La diferencia del coronavirus es que se trata permanentemente como una emergencia. En realidad, es el cambio climático quien genera condiciones por las cuales situaciones como la del coronavirus, pueden producirse cada vez con mayor frecuencia. Creo que sería un error dejar de lado la política contra el cambio climático, porque haya otras emergencias que están ahí.

La Ley de cambio climático suena de maravilla. ¿Pero a dónde nos lleva?

Tiene que llevarnos a un proceso de cambio de nuestra economía, para que deje de estar basada en la quema de combustibles fósiles y pase a estar basada en la utilización de las fuentes de energía renovables. Además, deberá hacerlo de manera justa, garantizando que no se pierdan empleos globalmente y que en aquellas comarcas más perjudicadas pues realmente haya proyectos que permitan el mantenimiento del empleo. Todo el proceso de descarbonización es un proceso profundo de cambio de modelo.

Durante años, ustedes los ecologistas fueron los grandes incomprendidos en España. Su presencia en el Parlamento dio fuerza institucional al ecologismo. ¿En que hemos avanzado?

Hemos conseguido que las cuestiones ambientales y las políticas verdes estén en los debates parlamentarios y creo que eso es indiscutible. Y es gracias en parte a la presencia de ecologista en el Parlamento, que creo que debe continuar y fortalecerse

¿Qué ha quedado de las manifestaciones contra los tratados de libre comercio entre Europa con Estados Unidos y Canadá (TTIP y CETA)?

Paradójicamente ha habido un cambio en las políticas de Estados Unidos y esto ha afectado al comercio global que momentáneamente, ha frenado la expansión de los acuerdos de libre comercio, pero no por los motivos que nosotros pedíamos, que eran ambientales, sociales, sino simplemente para protección de su propia economía.

¿Le agrada?

Lo cierto es que ha supuesto un freno y estaremos atentos a ver hacia dónde va la situación. Estamos viendo como, por ejemplo, la movilización de los agricultores se debe a la entrada de productos importados, que hace que se esté trabajando prácticamente a pérdidas. El problema del campo español demuestra como teníamos razón en el sentido de que al final, el abrir las puertas sin más al libre comercio de cualquier tipo de producto, al final lo que genera es que ambos sectores sociales se puedan ver muy perjudicados.

La lucha contra el cambio climático, ¿es de forma o de fondo? ¿Cuál es el reto?

Es de fondo, otra cosa es que haya quien entiende que el capitalismo verde puede sacarnos de aquí, pero yo desde luego soy de los que piensa que el capitalismo verde es más de lo mismo y, que no vamos a salir del cambio climático con más capitalismo sino con menos.

Carbón

Ahora que su partido está en un Gobierno de coalición, ¿qué opina de su exigencia y militancia en favor del cierre de las centrales de carbón?

Yo sigo estando donde siempre estuve. Creo que es imprescindible ir a un proceso de transformación de nuestro modelo eléctrico y energético, desde los combustibles fósiles y la nuclear, hacia las energías renovables. En España tenemos mucho sol y mucho viento y por lo tanto los mayores yacimientos de empleo están en la generación de energías renovables y creo que es hacia ahí donde tenemos que ir, sin dejar a ninguna persona y a ninguna comarca descolgada.

¿Se va a abrir una negociación tripartita con los sindicatos y la patronal para esta transición?

Ya está abierta y no puede ser de otra manera.


Todavía hay proyectos de minas de uranio en España, como es el caso de la de Salamanca. ¿Cómo va a convencer a la ministra Teresa Ribera para dar carpetazo a esto?

Nosotros abogamos por la prohibición de la minería del uranio en España, por muchos motivos; en primer lugar, porque tiene grandes impactos medioambientales que genera muy poco beneficio social, en comparación con el daño que genera, porque tiene que mover grandes cantidades de tierras con uranio, lo que hace que se genere una gran cantidad de residuos, que finalmente van a ser radiactivos y porque además la energía nuclear no es una energía del futuro, sino que es una energía del pasado.

¿Le ha llamado Teresa Ribera para tener en cuenta sus políticas y propuestas de Transición Ecológica?

Sí hemos hablado y nos hemos reunido y digamos que mantenemos una relación fluida.

La ministra de Trabajo y Economía Social ha dicho que su ministerio es profundamente social. ¿La economía social es lo mismo que la economía circular?

Conozco bien a Yolanda Díaz y sé que ella tiene muy interiorizado que la economía social tiene que ir hacia la economía ecológica y circular, porque es donde están los mayores yacimientos de empleo y, por lo tanto, es donde realmente nuestra economía puede encontrar nuevos espacios para su desarrollo. Y esto Yolanda lo tiene claro, porque en la anterior legislatura presentamos en el Congreso unas iniciativas para una la ley de cambio climático. Tuvimos internamente amplios procesos de diálogo sobre todas estas cuestiones y la necesidad de transformación hacia la economía verde. Todo ellos compartido por todo el grupo parlamentario.

¿Qué va a aportar como presidente de la comisión de Transición Ecológica?

Creo que lo que yo puedo aportar es mi convicción de que hay que avanzar en políticas ambientales. Yo no voy a cambiar, soy el mismo ecologista que estuve en Greenpeace.

Juantxu López de Uralde, foto Agustín Millán

Medidas climáticas

¿Qué espera de la comisión?

Lo que espero es que la comisión nos ayude a avanzar en las medidas climáticas. Las encuestas muestran que la lucha contra el cambio climático es una es una lucha muy compartida por la población española y que los niveles de concienciación ya son muy grandes y en ese sentido, creo que el Congreso debe estar a la altura de lo que la población reclama.

¿Se alargue o no la vida de las centrales nucleares más allá de los 40 años, se va a elaborar un nuevo plan nacional de residuos?

Es imprescindible un nuevo Plan de Residuos Radiactivos porque el anterior ha fracasado. No hay una respuesta clara a los residuos radiactivos y es indispensable que ese plan se elabore para garantizar que esos residuos, tienen vida de miles de años.

¿Quién es el responsable?

Hay que insistir que son la herencia de la industria nuclear, porque ahora nos quieren convencer de que es limpia. La energía nuclear no es limpia, nos deja unos residuos radiactivos en el medio ambiente y, la sociedad tenemos que gestionar esa herencia de la forma menos residual posible.

Finalmente, ¿cómo ve la evolución de la libertad de expresión en España?

Todavía no se ha derogado la ‘ley mordaza’, que creo, una de las medidas que tenemos que abordar para preservar libertad de expresión. Existe una emergencia, la extrema derecha ha surgido con tanta fuerza que de alguna manera también está suponiendo un varapalo para la libertad de expresión porque finalmente, lo que hacen es perseguir por todas las vías posibles aquellas personas que se expresan de forma disidente, cuando realmente la libertad expresión lo que debe garantizar y consagrar es el derecho a la disidencia.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre