Juan Carlos I ha reconocido de manera implícita por segunda vez que ocultó parte de su dinero a Hacienda. Lo ha hecho a través de una segunda regularización fiscal por rentas no declaradas que suman más de ocho millones de euros de pagos en especie, por los que ha abonado más de cuatro millones a la Agencia Tributaria, según ha publicado El País con fuentes conocedoras de la operación.

En concreto, el rey emérito ha presentado una declaración voluntaria por ocho millones de euros en concepto de vuelos de una compañía de jet privados pagados hasta el 2018 por la fundación Zagatka, propiedad de Álvaro de Orleans.

Esta fundación se creó en octubre de 2003 y es la sociedad que supuestamente Juan Carlos I utilizó para ocultar el cobro de comisiones ilegales. Orleans ha negado siempre ser testaferro del monarca y asegura que creó la fundación para continuar la tradición familiar de ayudar a las monarquías europeas.

Así, el rey emérito ocultó a través de Zagatka en dos bancos suizos millones de euros de acciones de compañías del Ibex 35. Según publicó El Confidencial, las cuentas de la fundación en Credit Suisse y Lombard Odier registraron movimientos de compras de importes millonarios de acciones con el dinero que ingresaba de presuntas operaciones de comisiones ilegales de intermediación.

Juan Carlos I ya presentó en diciembre ante la Agencia Tributaria una declaración, cuatro meses después de su salida de España, en relación al uso de tarjetas bancarias por parte de Juan Carlos I y sus familiares.

El importe de dicha regularización ascendía a 678.393,72 euros incluyendo intereses y recargos, correspondientes a una deuda tributaria de 2016 a 2018. Sin embargo, la investigación sigue adelante por ahora.

Esta línea de investigación sobre gastos realizados con efectivo y que no había sido declarado a Hacienda se une a las otras dos ya abiertas a Juan Carlos I, la primera por posibles comisiones procedentes del AVE a la Meca y que previsiblemente será archivada por no encontrarse indicios que se puedan perseguir respecto del exjefe del Estado, que es aforado ante el Tribunal Supremo.

3 Comentarios

  1. Un día como hoy, para el Borbón mantenerse en el poder y obedeciendo a los USA, entregó a miles de españoles a un Estado extranjero. El día 26 de febrero de 1976, la traición se consumó, se entregó el Sahara Occidental a Marruecos. Los intereses de la oligarquía cortesana madrileña fueron más fuertes que el compromiso con la Patria.
    Sin dignidad nada se construye.

  2. ¡Por segunda vez!. Si la primera ya hubiera sido suficiente en un Estado normal, ¿a qué estamos esperando?. ¿Con esta segunda vez ya tiene el nihil obstat?. Lo que no tiene es vergüenza, mientras gente como Josemari piense que sigue siendo un ilustre prócer.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre