Oriol Junqueras, Jordi Sànchez y Jordi Cuixart han sido citados hoy en el Tribunal Supremo para conocer sus autos de procesamiento por rebelión y otros delitos.

La comparecencia del ex president, Oriol Junqueras, ha durado media hora y sólo ha contestado a las preguntas de su abogado, además, ha defendido que convocar un referéndum no es delito y el derecho a la autodeterminación está amparado por normas institucionales.

También ha asegurado ante el Tribunal Supremo que no se destinó ni un solo euro público en la celebración del referéndum del 1-O y ha reiterado que las movilizaciones independentistas siempre han sido pacíficas.

El exvicepresidente de la Generalitat de Catalunya ha reiterado ante el magistrado Llarena que cree en el pacifismo, la dignidad humana y la convivencia.

Por su parte, Jordi Sánchez, investigado únicamente por rebelión, ha acusado al magistrado Pablo Llarena de vulnerar sus derechos al no haber atendido a la resolución de la ONU sobre garantizar sus derechos políticos.

El expresidente de ANC pidió la semana pasada al juez instructor que le dejara en libertad para poder acudir al debate de investidura en el que se presentaba él como candidato a la presidencia de la Generalitat, petición que fue rechazada por el magistrado.

Además, Sánchez ha expuesto que no tiene la sensación de que vaya a tener un juicio justo y ha acusado a Llarena de falta de objetividad en sus resoluciones, entre otras por su procesamiento por un delito de rebelión.

El portavoz del PDeCAT en el Senado, Josep Lluís Cleries, considera antidemocrático que sea un juez quien decida quién puede ser candidato a la Presidencia de la Generalitat cuando, a su juicio, ese candidato lo debe escoger «el pueblo de Catalunya» que «tiene soberanía para decidir».

Por su parte el líder de Catalunya en Comú-Podem, Xavier Domènech, en una entrevista concedida a  Catalunya Ràdio, ha recordado que, más allá de la acción judicial, las candidaturas de Jordi Turull y Jordi Sànchez no contaban con una mayoría parlamentaria suficiente para sacar adelante la investidura.

«Los catalanes deberían saber con qué mayorías cuenta el acuerdo entre Junts per Catalunya y ERC. ¿Cuenta con mayorías o no? Porque si no, no hace falta que estemos todos concentrados en ver qué nos dicen el domingo por la noche. Y si cuenta con mayorías, ¿para qué? Con los meses que llevamos, sería lo suyo que lo supiéramos», ha dicho.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre