martes, 16agosto, 2022
32.9 C
Seville

Jodie Foster: Más fuerte que el silencio

La actriz ha recibido en Cannes el reconocimiento a una brillante carrera como actriz y directora

- Publicidad -

análisis

- Publicidad -
- Publicidad-

Los rasgos de Jodie Foster son afilados, como su lengua, como su talento, como esa manera de pasar por la industria como una flecha que se abre paso entre cánones establecidos que perpetúan la imagen de mujer florero. Foster acaba de recibir la Palma de Oro del Festival de Cannes en reconocimiento a su carrera. El director Pedro Almodóvar le entregaba un premio que no hace más que desmentir aquella máxima que acuñó Oscar Wilde y que decía que: “La inteligencia borra los rasgos de belleza de cualquier rostro”.

IMPRESIONAR A JODIE

La trayectoria de la actriz tiene un poco de leyenda y mucho de trabajo y esfuerzo. La actriz de 58 años, alcanzó su primer éxito de manera precoz. A los 13 años logró una nominación al Oscar por su papel de joven prostituta en la película Taxi Driver de Martin Scorsese. Pero con el éxito llegó la mitomanía hollywoodiense. La actriz pasaría a la historia por ser utilizada como excusa para el intento de magnicidio que perpetró John Hinckley Jr. sobre el entonces presidente de los Estados Unidos, Ronald Reagan. El 30 de marzo de 1981, Hinckley disparó sobre Reagan y al ser detenido dijo que su única intención era impresionar a Jodie Foster. Pero la actriz no sólo superaría el doloroso trauma, sino que se convertiría en un ejemplo de tenacidad y fuerza que dejó reflejado en muchas interpretaciones.

EL OSCAR

Después de mantener su carrera a flote con títulos más o menos afortunados llegó el gran éxito que la encumbró a la cima. Acusados(1988), un enorme alegato que denunciaba un hecho real, el de la joven Cheryl Araujo, violada en 1983 sobre la mesa de billar de una taberna de New Bedford por al menos seis hombres y ante varios más que jaleaban a los agresores. La actriz se implicó sobre manera en un papel muy difícil que mostraba a una joven extremadamente ruda y extremadamente frágil. Todo lo contrario de Jodie, de modales refinados, fruto de su herencia de clase alta, y con recelo a la hora de hablar de su vida privada o de temas que reflejen su vulnerabilidad. La actriz conseguía entonces su primer Oscar.

EL SILENCIO DE JODIE

A partir de los premios por Acusados, Foster encadenó éxito tras éxito. Cabe destacar su papel de heroína de acción y el impresionante duelo interpretativo que mantuvo con Anthony Hopkins en El silencio de los corderos, y que le valió su segundo Oscar. Pero el talento de la actriz aspiraba todavía a más y en 1991 debutó en la dirección con El pequeño Tate. Punto de arranque de una interesante carrera como directora. La actriz no ha dejado de trabajar delante y detrás de las cámaras. Seguro que esta Palma de Oro le habrá emocionado mucho. Foster está muy ligada a la cultura francesa, ha trabajado allí y habla perfectamente francés. La joven que podía haberse convertido en un juguete roto logró abrirse camino en una estructura patriarcal que la consideraba una niña bonita. Por ello, quizá haya pagado un precio; quizá sea el motivo que la lleva a ser tan reservada sobre su orientación sexual y sobre su vida privada; o quizá no, y simplemente sea así porque le apetece.

- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

lo + leído