En este 1 de octubre, día del referéndum ilegal de Cataluña, la Fiscalía ha procedido a abrir causa judicial a Trapero, jefe de los Mossos, por denegación de auxilio, desobediencia a los autos judiciales, y un par de causas más.

La Confederación Española de Policía (CEP) se persona como acusación particular contra Josep Lluís Trapero. Recordemos que el TC considera ilegal la consulta y el TSJC apoyó la decisión de cerrar los locales donde se iba a celebrar el conocido referéndum. Pero parte del cuerpo de seguridad de Cataluña ha desobedecido las órdenes judiciales.

Según el artículo 410 del propio reglamento de los Mossos, “las autoridades o que se negaren abiertamente a dar el debido cumplimiento a resoluciones judiciales, decisiones de la autoridad superior dictadas dentro del ámbito de su respectiva competencia, incurrirán en la pena de multa de tres a doce meses e inhabilitación especial para empleo o cargo público por tiempo de seis meses a dos años”

Además de este importante hecho, otro mosso es detenido por la policía nacional. La policía trataba de llevarse las urnas y el material electoral mientras que el mosso en cuestión pateaba uno de los vehículos policiales.

Apúntate a nuestra newsletter

1 Comentario

  1. Alguien se pensaba que los Mossos iban con la Guardia Civil y que acatarían las ordenes judiciales? A Los que vivimos en Cataluña desde hace muchos años porque hemos nacido aquí, no nos pilla de sorpresa nada.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre