jueves, 9febrero, 2023
10.3 C
Seville

Javier Puebla retratado por Ángel Saura

- Publicidad -

análisis

- Publicidad -
- Publicidad-

No recuerda si fue una llamada o un mensaje de texto, ¿y qué importa? El resultado es el mismo. Saura, el magnífico Saura, grandísimo fotógrado donde los haya, se puso en contacto con él, con Javier Puebla, durante los largos días, meses en realidad, que estuvo promocionando su muy exitosa novela: ES EXTRAÑA LA AMISTAD.

-Estoy preparando una gran exposición con todos los retratos que he hecho en mi vida, y me he dado cuenta de que no tengo ninguno tuyo. Me gustaría hacerte uno.

A Puebla, el Padrecito Puebla como le llama mi viejo colega Tigre Manjatan, le encanta posar: para pintores, fotógrafos y hasta para turistas japoneses que están intentando retratar la Puerta de Alcalá o el parpadeo previsible de un semáforo. Puebla ve una cámara, del tipo que sea, y se planta en medio, tapando la Puerta de Alcalá, poniéndose verde en lo alto de cualquier semáforo. Cuenta la leyenda que cada vez que se cruza con un espejo: en el ascensor o en los servicios de cualquier bar, Puebla se pone a posar. Así que a nadie debe extrañar que Puebla aceptase la oferta de Saura con la máxima pasión y entusiasmo.

No sucedió inmediatamente: cuatrocientos kilómetros de distancia requieren de estrategia y voluntad para ser salvados; pero en no demasiado tiempo -estrategia y voluntad, repetimos- lograron encontrarse, y el fotógrafo murciano recogió en su coche al escritor madrileño y lo llevó a un lugar feérico e inspirador, especialmente para él pues había vivido allí durante cinco largos años: la Torre Guill.

Allí se hicieron las fotografías que a continuación se ofrecen al afortunado lector de este pequeño artículo, para que juegue. JUEGUE. Elija entre las mismas la que más le guste, y si la voluntad le llega que mande un mensaje a Saura o Puebla, si tiene su número, o lo deje escrito en los comentarios que se pueden anclar más abajo, para dejar constancia de cual es su favorita. Cada opinión pesará a la hora de decidir cuál utiliza Ángel Saura en la inminente gran exposición también, o en la cajita donde va el retrato del autor en el próximo libre que publique Javier Puebla, esperemos que pronto, pues como sabemos todos sus allegados últimamente trabaja sin pausa en un nuevo libro que ya está casi acabado.

- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

- Publicidad -

lo + leído