jueves, 17junio, 2021
21.7 C
Seville

James Rhodes … y los otros inmigrantes

David Casarejos
Consejero por Reino Unido en el Consejo General de la ciudadania española en el exterior. Presidente del Consejo de Residentes Españoles en el norte de Reino Unido.
- Publicidad -

análisis

Pablo Casado y lo poco dura la alegría en la casa del pobre

Poco dura la alegría en la casa del pobres. Una frase que le viene al pelo a Pablo Casado. Desde que fracasaran los intentos...

Cuidado con el progre Biden, que puede salirnos rana

Biden y Putin se han reunido en Ginebra para firmar la paz fría. Dicen que se entienden y que se han reunido durante cuatro...

La Iglesia no tiene previsto sancionar al padre Báez por su justificación machista del crimen de Tenerife

Ningún integrante de la Conferencia Episcopal ha tomado cartas en el asunto, de momento, tras las aberraciones dialécticas vertidas por el sacerdote canario (por...

Los verdaderos reconocimientos internacionales que necesita España

Las cumbres de la OTAN, finalmente, sólo se centran sobre las amenazas de Estados Unidos, no del resto de países
- Publicidad-

En España tenemos inmigración de todo tipo. El origen, religión, clase social, o su capacidad de hablar castellano les divide a todos en cajitas, que algunos luego usaran para lanzar críticas y discriminar.

De los ciudadanos británicos, por ejemplo, un comentario común es que muchos de ellos, por su falta de interés en nuestra lengua, no llegan a adaptarse a nuestro país por mucho que disfruten y lleven lustros en la costa.

Un ejemplo de lo contrario es el gran James Rhodes, y raro es quien no le conozca a estas alturas en España.

James al llegar hace apenas 3 años se le reconocía como un gran pianista, un inmigrante cualificado, a los que normalmente no se les mira mal por la calle…pero los últimos 3 años en Madrid, ha demostrado lo mucho que la inmigración puede traer a su nuevo hogar.

James es una campaña de marketing constante de nuestro país y quien le siga en Twitter puede volver a enamorarse con sus comentarios constantes, de un país que a veces mucho dejamos con cierto resquemor ante la falta de oportunidades o por otra larga lista de factores, pero James justamente en sus tweets o en los programas de radio en los que participa se muestra entusiasmado por gran cantidad de aspectos positivos de nuestro país.

Es cual fan enfervorecido de equipo de futbol que solo ve lo positivo y lo pone en el pedestal de mejor del mundo, aunque esté en segunda división (en su caso eligió al Betis).

Hace unos días James describía un viaje a mi ciudad, Valladolid, y como los paisajes le impresionaban. Ese secarral que algunos dicen y que también a mí me encanta cada vez que conduzco rumbo a Valladolid, con sus pinares, castillos, pueblos, horizontes enormes… es ahora tras más de 2 décadas fuera, que lo aprecio y valoro más.

James no solo nos aporta halagos a nuestro país, sino que además lo hace en un castellano increíble, para llevar solo 3 años en la capital.

Muchos emigrantes en esos primeros años en nuestros nuevos destinos, igualmente llegamos a amar a nuestro nuevo país con el mismo ímpetu y ganas que James. Esos años de descubrimiento, en los que lo positivo se multiplica exponencialmente y lo negativo casi desaparece, suelen ser muy fáciles de llevar y suelen igualmente ayudar mucho a decantarte por integrarte y quedarte en el nuevo país, o en poco tiempo decidir que la morriña, la familia o los amigos son más importantes que lo que te ofrece el nuevo lugar, que nunca se convierte en hogar.

El senior Rhodes también aparte de escribir o tocar el piano, ha sido una parte activa en la vida política española…no sumándose a un partido político, ni de contertulio, pero si alzando su voz en defensa de los menores y apoyando la Ley de Protección a la Infancia y la Adolescencia frente a la Violencia.

Él ha servido de ariete en esa lucha por poner encima de la mesa propuestas para mejorar nuestras vidas y nuestro futuro, y con su historia ha ayudado a mucha gente a comprender la importancia de un régimen legislativo claro en aspectos tan importantes como la protección de nuestras hijas, sobrinas, o nietos.

Esta ley ha sido denominada popularmente Ley Rhodes, dejando claro lo importante que ha sido este inmigrante en la vida de nuestro país en sus primeros 3 años.

James dejó Reino Unido para hacer el viaje opuesto que yo hice en 1998. Las diferencias en cómo emigramos son muchas.

James es un artista consagrado, reconocido, y siendo prácticamente de la misma edad (me saca 14 días), su emigración en ciertos aspectos habrá sido mucho más fácil…y no solo por el aspecto económico o por la diferencia de edad a la hora de emigrar.

Emigrar a la edad que él lo hizo, se hace desde una posición más madura, y siendo alguien reconocido, no lo hizo empujado por la necesidad. También él hace un trayecto inverso, de país supuestamente más rico y estable, a uno en perpetua crisis.

…pero gana en mucho. Del cielo gris y política aún más gris con el Brexit, a un país europeo que no está regido por las elites xenófobas que gobiernan Reino Unido. De un país que a los extranjeros desde 2016 menosprecia abiertamente, James ha emigrado a un país que, a la inmigración que él representa, trata muy bien.

A los pocos meses de la llegada de James a España, leí una entrevista en la que explicaba que en España “todo es mejor”. Recuerdo mi impresión al leer la entrevista, con la que podía identificarme, al año de llegar a Reino Unido, diciendo exactamente lo mismo a todo el mundo, pero a la inversa, con Reino Unido en vez de España.

La emigración de James y la mía, tienen diferencias grandes, pero si las comparamos con la mayoría de las migraciones ambos hemos sido privilegiados.

James no llego en patera, ni tuvo que esconderse de la policía, ni tuvo que trabajar en negro. Ni él, ni yo tuvimos que hacerlo.

Es bueno escuchar lo que alguien recién llegado piensa de nuestro país, pero sería justo que escucháramos también a aquellos que vienen sin nada…o quizás con todo, mejor dicho, ya que los que llegan a nuestras costas con lo puesto, vienen llenos de ganas por vivir y trabajar en nuestro país. Han arriesgado TODO para llegar y a ellos también se le ha de escuchar lo que opinan sobre nuestro país, ya que su voz puede llegar a ser tan útil como fue la de James en la Ley Rhodes.

Somos agraciados por tener a James, y deberíamos asegurarnos igualmente de que nunca más maltrataremos o perderemos a más Sambas o Mohameds, de los que cantaba nuestro gran genio gijonés Nacho Vegas, en “Crímenes Cantados”.

James Rhodes es una gran herramienta para potenciar España, si, igual que el resto de las inmigrantes que vienen con sus mismas ganas y amor por nuestro país.

- Publicidad -

Relacionadas

- Advertisement -
- Publicidad -

1 Comentario

  1. Desde hace algún tiempo vengo contestando en este diario a varios articulistas que contra toda evidencia insisten en calificar a España como el peor de los mundos posibles.

    Leyendo a los comentaristas de izquierda y en especial a los nacionalistas, un extranjero que no haya pisado nunca nuestro país llegará a la conclusión que España es un lugar oscuro y atrasado Una nación donde sus ciudadanos y pueblos viven en constante temor, privados de los más elementales derechos y libertades. Nada más lejos de la realidad.

    Es triste comprobar los pocos periodistas, y opinadores de izquierda (nacionalistas ninguno) que defienden nuestro país, nuestra democracia que tanto nos costó conseguir, y reivindique los logros realizados.

    Que un extranjero hable bien de España no es extraordinario. Millones de europeos que nos visitan año tras año hablan bien de España y quedan gratamente sorprendidos del grado de libertad que tenemos. Lo excepcional es que los españoles de izquierda hablen bien de su propio país.

    No sé por qué extraño complejo, la izquierda desprecia, (o se empeña en negar) lo conseguido en bienestar y sobre todos en derechos y libertades en los últimos 40 años.

    Máxime si se tiene en cuenta que precisamente los partidos de izquierda han desempeñado un papel principal en la consecución de los avances sociales, y de los derechos y libertades que ahora desprecian.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

Manuel Domínguez Moreno homenajea a las víctimas del terrorismo machista en la gala de los Premios Ones Mediterrania

Tal y como hemos publicado en Diario16, este medio ha sido premiado por la Fundación Mare Terra con el Premio Ones Mediterrania por el...

Pablo Casado y lo poco dura la alegría en la casa del pobre

Poco dura la alegría en la casa del pobres. Una frase que le viene al pelo a Pablo Casado. Desde que fracasaran los intentos...

El PP borró las cámaras de seguridad de su sede para obstruir la investigación de la caja b

El PP borró las cámaras de seguridad de su sede en la calle Génova de Madrid en medio de las investigación del caso Gürtel, según...

El Plan de Recuperación aporta a España 69.500 millones para la transformación ecológica y digital, igualdad de género y cohesión social

El Plan de Recuperación para España que ayer aprobó la Comisión Europea se sustenta en cuatro ejes: transición ecológica, transformación digital, igualdad de género...
- Publicidad -

lo + leído

Manuel Domínguez Moreno homenajea a las víctimas del terrorismo machista en la gala de los Premios Ones Mediterrania

Tal y como hemos publicado en Diario16, este medio ha sido premiado por la Fundación Mare Terra con el Premio Ones Mediterrania por el...

Pablo Casado y lo poco dura la alegría en la casa del pobre

Poco dura la alegría en la casa del pobres. Una frase que le viene al pelo a Pablo Casado. Desde que fracasaran los intentos...

El PP borró las cámaras de seguridad de su sede para obstruir la investigación de la caja b

El PP borró las cámaras de seguridad de su sede en la calle Génova de Madrid en medio de las investigación del caso Gürtel, según...

El Plan de Recuperación aporta a España 69.500 millones para la transformación ecológica y digital, igualdad de género y cohesión social

El Plan de Recuperación para España que ayer aprobó la Comisión Europea se sustenta en cuatro ejes: transición ecológica, transformación digital, igualdad de género...