La primera jornada del IV Feminario, que organiza la Diputación provincial de Valenciana y en el que participan más de 1.000 personas procedentes de diversas autonomías, reunió a especialistas y voces autorizadas del feminismo como la directora general del Instituto de la Mujer y  para la Igualdad del Gobierno de España, Silvia Buabent, que ha   recordado el tren de la libertad de aquel 1 de febrero de hace un  lustro como punto de inflexión de la lucha feminista; o la escritora Laura Freixas, que en la conferencia inaugural del Feminario ha  desmontado el mandato de silencio con el que el patriarcado trata de oprimir a la mujer.

En este último Feminario de la legislatura y quizá “el más necesario”,  en opinión de los responsables de la Diputació de València, la diputada de Igualdad, Isabel García, y el presidente, Toni Gaspar, han  coincidido en que este congreso debe servir “para ganar contundencia  en la lucha contra la infamia antifeminista”, en un momento en que

los derechos y libertades de las mujeres vuelven a estar en peligro”.

Ante un millar de personas, Toni Gaspar ha agradecido el trabajo de la  diputada “por haber hecho de la Igualdad un principio transversal en  el día a día de la Diputación”. Gaspar ha abogado por “hacer política  frente a ideas retrógradas, injustas y con una sobredosis de  testosterona”. Por su parte, Isabel García ha alertado de la  importancia del momento, en vísperas del 8 de marzo, para “no volver  al blanco y negro”.

Tras agradecer su presencia a las autoridades, entre las que estaban el delegado del Gobierno en la Comunitat, Juan Carlos Fulgencio, la  presidenta del Consell Jurídic Consultiu, Margarita Soler, la  directora general del Instituto Valenciano de la Mujer, María Such, y  las diputadas Mercedes Berenguer y Conxa García, la titular de  Igualdad ha recordado la figura de Carmen Alborch, “un ejemplo de vida  y un referente para el feminismo”, y ha hecho un llamamiento a “la  unión de todas para salir de este congreso con las pilas cargadas y  hacer frente a la incertidumbre”.

‘La mujer callada’

La escritora Laura Freixas ha abierto el foro de debate con una  interesante reflexión sobre la histórica hostilidad hacia la mujer que  habla y sabe. Bajo el título ‘La mujer callada de todos es alabada’,  Freixas ha hecho un repaso histórico al mandato de silencio que sufren  las mujeres, desde Fray Luis de León, que atribuía a los hombres lo  público y a las mujeres el encerramiento, hasta Neruda y su ‘me gustas cuando callas’.

Un recorrido muy gráfico por ese patriarcado en el que no solo  habitaban los Voltaire, Quevedo o Molière, sino también cantantes como  David Civera o Kevin Roldán, que en pleno siglo XXI proponen detener a  las mujeres por mentirosas e incontrolables o desean mujeres que ‘no  digan naaa’. “Hasta un 80% de quienes opinan hoy en los medios de  comunicación son hombres”, ha apuntado la escritora catalana, que en   la parte final de su exposición ha dado voz a esas mujeres que se han  atrevido a dar su opinión a lo largo de la historia, como María de  Zayas, Rosa Chacel o Virginia Woolf, quien lamentó que ninguna novela  hablara de las ocupaciones de las mujeres.

Deporte y Feminismo

Tras la introducción de Laura Freixas, la primera de las mesas de este  cuarto Feminario ha abordado la compleja relación entre deporte y  feminismo, con la secretaria de Estado de Deportes, Mª José Rienda, y  la periodista Paloma del Río como protagonistas del debate moderado  por la también periodista Cristina Gallo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cuatro × 2 =