Itziar Castro es actriz, productora, directora. Nació hace 43 años y cada día tiene más fuerza. Una mirada limpia que acompaña a un rostro dulce pero sabio. De esos rostros que te hablan sin abrir la boca: una persona tremendamente sensible, tremendamente cariñosa y una mujer que se atreve con todo.

Una carrera profesional de más de veinte años que ahora recoge los frutos más grandes, pues Itziar ha estado nominada a los Goya como mejor actriz revelación por “Pieles” y ha sido reconocida como la mejor actriz revelación por la Unión de Actores.

Como ella misma decía en una de las entrevistas recientes que le hacían en La Vanguardia, antes le llamaban para interpretar papeles que tenían que ver con su físico: sin embargo ahora ya es Itziar Castro, la versátil actriz que está dándonos momentos inolvidables en el cine y en la pequeña pantalla.

En persona, Itziar es un “amor con piernas”: cercana, cariñosa y alegre, pero con carácter. Una mujer con las ideas claras, que colabora allí donde se lo piden. Hemos podido verla recientemente en la campaña “Libres”, para el día Internacional de la Mujer.

  • En estos días de encierro, muchísima gente está aprovechando para ver cine, series. ¿Qué ha estado viendo Itziar Castro?

He estado viendo varias series que tenía pendientes, y estrenos, como Veneno. En series españolas, La Casa de Papel, evidentemente. También he estado viendo Killing Eve, que se estra ahora la tercera temporada, y Fleabag, que me quedaban algunos capítulos sueltos.

Sobre todo, mucha serie, y algunos “maratones”, para terminar la temporada de golpe.

  • ¿Qué nos recomendarías para el encierro que nos queda?

Recomiendo que cada uno haga lo que le apetezca, que no estemos pendientes de hacer lo que todo el mundo dice. Si no te apetece cocinar, pues no cocines. Si no te apetece hacer deporte, no hagas deporte. Si no te apetece limpiar, no limpies. Si te apetece leer, si te apetece regar las plantas, hacer videollamadas…. que lo que te apetezca sea lo que hagas: deporte, cocinar. Que no estemos pendientes de lo que hace el mundo, sino que cada uno mire dentro de sí y escoja qué es lo que le apetece en cada momento.

Si tienes niños si que son importantes las rutinas y los horarios, pero si no, pues que cada uno… Si necesitas las rutinas, hazlas. Pero quizás no las necesites y este sea un buen momento para no hacerlas…

En mi caso, lo que hago mucho es estar siempre conectada: hago videollamadas, directos, entrevistas, videos. Cada domingo, con un grupo de amigos, tenemos nuestra cita dominguera, que es nuestro bingo y hacemos el “coronabingus”. Actividades muy sociales.

Aquí podemos verla, en su sección durante la cuarentena para Público TV, cada viernes en la sección “En casa con Itziar”

  • La interpretación te sirve para “ser” otra persona, para estar en otra realidad, en otro tiempo, en otro lugar. Además de actriz, eres profesora. ¿Cómo podríamos imaginar que estamos en otro lugar distinto cuando vienen los agobios del encierro?

Ser actriz me sirve para poder ser diferentes personajes, diferentes personas en diferentes momentos. Pero solo lo hago cuando estoy trabajando, cuando soy actriz. Cuando estoy en casa, o fuera de un plató o teatro, soy siempre yo misma e intento no evadirme. Cuando vienen momentos así, como este, de agobio, intento no pensar que estoy en otro lugar, sino que pienso que estoy aquí, qué va a pasar y vivirlo desde el presente. Yo vivo siempre en el presente. Pero, si nos ponemos a hacer ejercicios, un buen ejercicio en un momento de agobio, es el de controlar la respiración: encontrar un lugar cómodo -cama, sofá, suelo, donde te sientas bien- te pones en una posición cómoda, cerrar los ojos, respirar profundo, despacio e imaginarse en un lugar agradable -playa, montaña…. Una meditación, que te ayuda a relajarte y a viajar con la mente.

De todas formas, pienso que lo más efectivo es hacer cosas que te gustan durante el día: leer un buen libro, una serie, una peli o cocinar, te pasarán los días mucho más rápido.

  • En este encierro se han producido parones forzosos de trabajo. Los actores y actrices conocéis por vuestra profesión los momentos de parón. Cómo se enfrentan estos paréntesis? La ansiedad, la incertidumbre…

Si, nuestra profesión es así: altos y bajos, parones, incertidumbres… y estamos algo acostumbrados ya a eso. Pero es cierto que también puedes buscar opciones: algunos, cuando no trabajamos como actores, hacemos otras cosas como programas, de profesores… Sin embargo lo que nos ha pasado ahora es que hemos perdido todos los trabajos que teníamos. Muchos están en paréntesis, pero otros se han parado sin saber hasta cuándo, los hemos perdido. Muchos hablamos estos días sobre el hecho que probablemente se dé: los teatros, conciertos, tardarán más en recuperarse. Los lugares con mucha gente, como los cines también, tendrán ahora una dificultad.

Va a ser muy difícil recuperarlo, y esto asusta.

  • ¿Tú misma has sufrido consecuencias de este parón generalizado?

En mi caso se han caído 5 proyectos importantes. Una película en Chine, una obra de teatro, un festival de cine, un par de programas de tele… La situación es de incertidumbre total.

No tengo ahora mismo ningún ingreso y no sé cuánto tiempo podré aguantar en esta circunstancia. No sabemos bien cómo nos podremos recuperar de esta. Por eso pido que la gente valore nuestro trabajo, que cuando volvamos a salir y a recuperar la vida social, que se apueste por el arte y la cultura. Pediría a la gente que consuma teatro, poesía, libros, conciertos…

Ahora mucha gente disfruta de nuestro trabajo en casa, estamos ayudando para estos momentos de confinamiento y cuando esto acabe, me gustaría recordarles que necesitamos de su apoyo y de que se valore la cultura para poder estar siempre que haga falta.

  • Lo que sí sabemos seguro es que el próximo día 20 de abril te vamos a ver en el estreno de El Oasis, con un papel destacado. ¿Todo llega?

Me hace mucha ilusión que vuelvan a contar conmigo, desde la tercera y la cuarta temporada. Goya es un personaje que me ha regalado muchas cosas. He vivido junto a ella la nominación al Goya, el hecho de que se me conozca internacionalmente… Una de las cosas más divertidas que me han pasado gracias a este papel es que la gente me reconozca por las calles de Latinoamérica.

Empezó el personaje muy pequeñito, en la tercera y ahora es un peso pesado -nunca mejor dicho- de esta quinta temporada de Vis a Vis, El Oasis. Me hace muchísima ilusión porque se va a ver una Goya que no se ha visto hasta ahora: un personaje que ha evolucionado, como todos los que estábamos en las anteriores temporadas, de los cuales se conserva Macarna y Zulema ( ). Tengo muchas ganas de que la gente lo pase bien y lo pase mal, es una serie donde hay de todo: amor, dolor, acción, sangre, violencia, sexo, tiros… no le falta de nada.

  • Hace poco celebraste tu cumple yéndote a visitar a personas que viven con muchas dificultades. Hiciste un largo viaje para llevar ropa, y para compartir tu experiencia con ellos. ¿Qué te trajiste de allí?

Es el segundo año consecutivo en el que en mi cumpleaños intento devolver lo que recibo durante el año: amor, y suerte. El año pasado fui a Cuba y este año he estado en Santo Domingo, en un barrio donde necesitan ayuda, con la ONG AEA Solidaria. Esta ONG trabaja con niños que no están escolarizados, y desde la organización les ayudan para cuestiones básicas: comida diaria, clases, ropa, medicamentos. Ha sido realmente muy intenso: he podido jugar con ellos, me cortaron el pelo, nos reímos, hice talleres de interpretación, vimos “Campeones” y les gustó mucho. Lo que me traje, sobre todo, fue muchísimo amor: allí donde no tienen tantas cosas como nosotros, saben bien que con un abrazo y una sonrisa se tiene mucho más. Y lo que quieren es cariño y que te quedes con ellos. Me traje la certeza de que hay muchas ONG llevadas por gente que trabaja desde el corazón y hace verdaderos trabajos que ayudan.

  • ¿Qué es lo que más estás echando de menos en esta cuarentena?

Lo que echo más de menos en esta cuarentena, viviendo sola, es abrazar a alguien. Es cierto que me he encontrado con amigas vecinas en el supermercado, y nos hemos podido mirar a los ojos. Fue cuando me di cuenta de que echaba de menos ver a gente en persona, no a través de una pantalla. Verlas me impresionó, pero no nos podíamos abrazar. Y eso es lo que más echo de menos.

Mientras tanto, Iztiar nos ameniza estos días de cuarentena colaborando en videos junto a otros actores y actrices, como este, donde parodian una conocida canción de Rosalía. No se lo pierdan

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre