jueves, 26mayo, 2022
15.8 C
Seville

IRPH: Los afectados por sentencias firmes contrarias al Derecho Europeo podrán reclamar indemnizaciones al Estado

La jurisprudencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea señala claramente que todas las vulneraciones por parte de los tribunales de última instancia (en España el Tribunal Supremo) del Derecho de la Unión abre la puerta a todos los afectados por esas sentencias firmes a reclamar indemnizaciones al Estado

José Antonio Gómez
Director de Diario16. Escritor y analista político. Autor de los ensayos políticos "Gobernar es repartir dolor", "Regeneración", "El líder que marchitó a la Rosa", "IRPH: Operación de Estado" y de las novelas "Josaphat" y "El futuro nos espera".
- Publicidad -

análisis

La III Guerra Mundial probablemente comenzará en Moldavia

De la misma forma que la Segunda Guerra Mundial comenzó de la forma más nimia y un motivo casi meramente superficial utilizado por los...

Pasividad ante la nueva Ley Electoral canaria

El Parlamento de Canarias tenía un mandato emanado por el del Estado a través de una Ley Orgánica, para que en el plazo de...

El libertarismo trumpista culmina en la matanza de Texas

Un adolescente trastornado ha matado a tiros a 19 niños y dos profesores en un colegio de Texas. Los escolares asesinados no tenían más...

El Repaso del miércoles 25 de mayo: Foro de Davos, viruela del mono, Guerra en Ucrania y todos contra China

En El Repaso analizamos diariamente las portadas y las noticias de actualidad. Aquí puedes escuchar El Repaso de hoy en formato podcast, y a...
- Publicidad -
- Publicidad-

El dictado de sentencias firmes contrarias al Derecho de la Unión por parte de los tribunales de los países miembros, en España el Supremo, puede tener consecuencias muy graves para el Estado. Los afectados tendrían la posibilidad de presentar reclamaciones de responsabilidad, en este caso, contra España.

La ampliación de la jurisprudencia Francovich al Poder Judicial italiano por la decisión del TJUE en el caso Kobler causó un debilitamiento considerable  para la cosa juzgada. Italia tuvo que indemnizar por la no aplicación del Derecho de la Unión.

Por tanto, el Estado puede ser responsable en caso de violación del Derecho de la Unión por tribunales nacionales de última instancia cuando se cumplen ciertos requisitos. Esta sentencia era el último componente para un sistema de responsabilidad coherente en caso de violación del Derecho de la Unión por los Estados miembros.

Primero fue Italia, ¿y España?

En el caso Traghetti el TJUE afirmó y mantuvo el razonamiento de la decisión Kobler.En el juicio que dio pie a la intervención del TJUE la parte actora demandó a Italia una indemnización porque la Corte Suprema di Cassazione había infringido el Derecho comunitario y no había planteado una cuestión prejudicial lo cual iba en contra del artículo 267.3 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea (TFUE).

Sin embargo, según el Derecho italiano, la responsabilidad por error judicial existe sólo de manera limitada. La norma que excluyó la responsabilidad por la interpretación de leyes y por la estimación incorrecta de hechos y pruebas no perduró ante el TJUE, puesto que éste la derogó.

Además, el TJUE decidió con respecto al ordenamiento jurídico italiano que el Derecho comunitario se opone a normas que limiten la responsabilidad del Estado a casos de actuación dolosa o que sean realizadas con culpa grave, si esto excluye la responsabilidad de casos que cumplen con los requisitos de la sentencia Kobler.

Según el jurista Josep Jover, «con esto el TJUE dice indirectamente a los tribunales nacionales de máxima instancia que para evitar responsabilidad deberán plantearle, en caso de dudas, las preguntas sobre la interpretación del Derecho de la Unión».

La cosa juzgada

La responsabilidad del Estado afecta solamente a sentencias que producen efecto de cosa juzgada. Eso se deriva del hecho de que el Estado solo es responsable en el caso de sentencias de última instancia, o sea, las que no pueden ser revisadas con recurso alguno y, por tanto, producen efecto pleno de cosa juzgada.

Este hecho se hizo más evidente desde la sentencia Milena Tomásová/República de Eslovenia donde se determinó la responsabilidad civil subsidiaria del Estado ante la inaplicación del Derecho de la Unión por parte de los órganos jurisdiccionales siempre que sean última instancia. En ésta, el TJUE asienta el compromiso de los estados miembros de aplicar de manera efectiva sus directivas.

En dicha sentencia se señala claramente que los países serán responsables de la no aplicación del Derecho de la UE por parte de sus órganos jurisdiccionales, siempre que sea la última instancia.

En consecuencia, todas las vulneraciones por parte de los tribunales de última instancia (en España el Tribunal Supremo) del Derecho de la Unión abre la puerta a todos los afectados por esas sentencias firmes a reclamar indemnizaciones al Estado por no cumplir con los deberes a los que está obligado.  

Respecto al IRPH, están pendientes de resolución varias cuestiones prejudiciales, además de otras tantas querellas por la interpretación que el Tribunal Supremo ha hecho para ni siquiera admitir a trámite los recursos de los afectados, lo cual deja en clara indefensión a las personas que contrataron este índice abusivo.

En definitiva, si existe un perjuicio causado por la violación del Derecho de la Unión, se debe obtener reparación independientemente de qué autoridad hubiese incurrido en dicho incumplimiento.

- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -

1 Comentario

  1. https-:-//-www.-eldiestro.-es-/2022/04/confirmado-zapatero-y-dolores-delgado-siguen-imputados-por-el-asunto-de-los-millones

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -

últimos artículos

Más de 6,6 millones de personas han huido de Ucrania en los últimos tres meses

Más de 6,6 millones de personas han abandonado Ucrania desde que Rusia lanzó su ofensiva militar el pasado 24 de febrero, según datos del...

Los sindicatos rechazan el Acuerdo de Acreditación de Dependencia que quería aprobar la ministra Belarra

Los sindicatos UGT y CCOO rechazan el Acuerdo de acreditación de centros y servicios de atención a la Dependencia que hoy pretendian aprobar, tanto...
- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

José Antonio Zorrilla, embajador de España retirado, imparte una conferencia sobre la guerra en Ucrania: «Lo siento si os quito la inocencia»

José Antonio Zorrilla cuenta en su currículo con una larga experiencia en el ámbito de las relaciones internacionales. Ha sido diplomático y cónsul general...

El próximo 22 de mayo, las corporaciones tecnológicas y farmacéuticas, a través de la OMS, pretenden poder anular las soberanías nacionales

El pasado lunes día 9 de mayo (Día de Unión Europea y Día de la Victoria para Rusia) tuve el honor, como Presidente de...

Rusell Blaylock, neurocirujano sobre la pandemia de COVID-19 «¿Cuál es la verdad?»

En la revista internacional de neurología quirúrgica, SNI por sus siglas en inglés, se ha publicado recientemente un editorial firmado por Rusell Blaylock, neurocirujano...

BionTech reconoce ante la Comisión de Bolsa y Valores de EEUU no poder demostrar suficiente eficacia y seguridad de la vacuna de Pfizer y...

El informe anual que la compañía BionTech ha presentado ante la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos, fechado en el pasado 30...

Estados Unidos compra millones de dosis de vacunas para el «nuevo virus» de la viruela del mono

Las autoridades sanitarias de Estados Unidos acaban de firmar un acuerdo por 119 millones de dólares que se destinarán a la compra de vacunas...
- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

Más de 6,6 millones de personas han huido de Ucrania en los últimos tres meses

Más de 6,6 millones de personas han abandonado Ucrania desde que Rusia lanzó su ofensiva militar el pasado 24 de febrero, según datos del...

Los sindicatos rechazan el Acuerdo de Acreditación de Dependencia que quería aprobar la ministra Belarra

Los sindicatos UGT y CCOO rechazan el Acuerdo de acreditación de centros y servicios de atención a la Dependencia que hoy pretendian aprobar, tanto...