Las víctimas del IRPH viven estos días con la ilusión y la desconfianza en lo que determine el Tribunal de Justicia Europea. Sin embargo, la esperanza se nubla ante la multitud de hechos que han vivido desde que contrataron sus préstamos hipotecarios referenciados con ese índice. Todos coinciden en un hecho: ninguna entidad les informó de lo que significaba y siempre les argumentaban que era más estable que el Euribor, algo que, como se puede comprobar, no es así. Esto es lo que contaron a Diario16 dos afectados.

«Año 2004, la ilusión de una pareja, un piso, un futuro. A través de una inmobiliaria que gestionó un préstamo de 177.600 euros con IRPH. Sólo los vimos el día de la firma. Un notario con prisas, falsas palabras, avales y dos jóvenes ignorantes en temas hipotecarios que depositaron la confianza en el banco. Nadie se paró a explicarnos qué significaban esas letras “IRPH” y lo que implicaría. En 2008 quedo en paro durante 2 años largos, en el cual empiezan a subir la cuota hasta los 800 euros. Sin comprender nada, hablo con el banco y es entonces cuando te das cuenta de que te han vendido una hipoteca trampa. Encontrando un empleo mileurista, nos vimos obligados a pedir créditos para mantener la casa y a mis hijas al no llegar ni a mitad de mes. A día de hoy, después de haber pagado 63.000 euros en intereses y 27.000 euros de capital en 12 años, vivo con problemas de salud y tratamiento psíquico por la situación mensual que vivimos, lo que nos obliga a reducir las necesidades básicas de una familia y perdiendo las posesiones por la falta de poder adquisitivo. Gracias al IRPH hoy soy un muerto en vida».

«Septiembre de 2008. Las entidades bancarias deciden cerrar el grifo hipotecario conscientes de lo que venía: el estallido de la burbuja inmobiliaria. Cuando el resto de hipotecas de amigos bajaban, la mía subía, no entendía el porqué. Siempre decía que había firmado Euribor +0,90 pues así me lo vendieron, sin vinculaciones, una hipoteca estable, dando gracias por haber encontrado semejante buena oferta en esa época. Pero no. Revisando las escrituras leí que tenía un desconocido IRPH Cajas, que eliminaron por incumplir la Directiva Europea 93/13. Nos han engañado, esto no es lo que firmamos. Las cuotas subían hasta llegar a los 1600 euros, nada que ver con el cuadro de amortización que nos presentaron, donde todas las cuotas eran de 1200 euros. Sufrir IRPH enferma tu salud, enferma las ilusiones de toda la familia, enferma tu optimismo en la vida. Eres consciente de que te han engañado y tristemente las instituciones públicas defienden al “fuerte” y no a sus ciudadanos, ¿Por qué?».

3 Comentarios

  1. Estos mala gentes, golfos con corbata, nos han hundido a muchas familias. Muchos se han suicidado, otros hemos perdido nuestras familias, con la vergüenza de haberles fallados a nuestros hijos, sin embargo estos golfos se saldrán con la suya, porque mucho dudo que el sistema nos ayude, este sistema está preparado para que ellos ganen y nos toreen. Ojalá me equivoque. Pero no hay justicia para el pueblo.

  2. El gobierno es cómplice. Las Vpo iban ligadas al Irph y no había otra opción que contratarlas de esa manera. De hecho ni en mi escritura indicaba cual era el índice. Hacía referencia a una ley. Las veces que quise amortizar capital en el banco BBVA ninguno en la oficina sabía como hacer la amortización. Sólo se permitía hacer un día concreto. Para las cláusulas suelo la abogada no tenía suficiente información con la escritura y tuvimos que pedir a través de notario y previo pago el resto de la información de la escritura. Si eso no es opacidad…

  3. Nos han robado, nos roban y lo seguirán haciendo. No creo que nos devuelvan ni un céntimo. Políticos y banca van de la mano. Estafadores.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here