La portavoz del Congreso de Podemos, Irene Montero, anuncia que está de nuevo embarazada. Y las redes sociales se llenan de tuit para todos los gustos, y algunos de muy mal estilo, sobre la pareja, pese a quien pese, más famosa de la política española a día de hoy.

Irene Montero y Pablos Iglesias apuestan por familia numerosa

La noticia corre como la pólvora justo cuanto se rumoreaba que la portavoz de Podemos podría convertirse en la nueva líder de la coalición.

Ellos, ajenos o no tanto a la rumología, apuestan de momento por la familia numerosa.

La pareja de Pablo Iglesias (40) y portavoz Unidas Podemos ha anunciado la noticia en su cuenta de Instagram. En una fotografía junto a Noelia Vera, portavoz de adjunta del partido, ha proclamado que «la familia crece». «Ayer a Noelia Vera le jugó una mala pasada el subconsciente en una rueda de prensa, pero no fue por el lenguaje inclusivo sino por ser amiga antes que portavoz. Ella ya sabía que la familia crece. Leo y Manuel van a tener una hermana», señala en el texto que acompaña a la fotografía con la también diputada por Cádiz.

Los líderes de la formación morada se convertirán así en padres de familia numerosa, ya que el pasado julio la pareja dio la bienvenida a sus primeros hijos, Leo y Manuel. Los niños nacieron en el Hospital Gregorio Marañón de manera prematura, lo que les obligó a permanecer varios meses en la unidad de prematuros. Los pequeños recibieron el alta el pasado mes de octubre, fecha en la que sus padres aprovecharon para publicar una emotiva carta agradeciendo los cuidados y el cariño recibidos en ese tiempo.

Apúntate a nuestra newsletter

Artículo anteriorUn poco de radicalidad. ¿Sómos adolescentes políticos?
Artículo siguienteUn Viejo Inmóvil En Su Jardín
Directora Diario16.com Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre. Durante años ha asesorado personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

1 Comentario

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre