La nueva ministra de Derechos Sociales, Ione Belarra, se estrena hoy en el Congreso como miembro del Gobierno de coalición de Sánchez con su intervención en defensa de la Ley de Infancia que esta misma mañana se vota en la Cámara Baja.

La Ley de Infancia, otro hito histórico del Gobierno de izquierdas, se desarrolla el contenido básico de los protocolos de protección en centros de protección de personas menores de edad.

  • Además, según fuentes del Ministerio de Belarra, se generaliza el deber de comunicar cualquier situación de violencia sobre niños, niñas o adolescentes a la autoridad competente aun cuando no sea constitutiva de delito.
  • Ley de Educación
  • De forma coordinada con la reforma de la Ley de Educación, se crea la figura del coordinador o coordinadora de bienestar y protección en los centros educativos y se definen sus funciones básicas para asegurar el adecuado funcionamiento de los protocolos de actuación frente a indicios de acoso escolar, ciberacoso, acoso sexual, violencia de género y cualquier otra forma de violencia.
  • Esta Ley también permite crear la figura del delegado de protección en las entidades que realizan actividades deportivas o de ocio con personas menores de edad para informar y apoyar a los niños, niñas y adolescentes para el cumplimiento de los protocolos de actuación frente a la violencia en este ámbito.
  • Además, se establece que las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, a nivel estatal, autonómico y local cuenten con unidades especializadas en la sensibilización, prevención de situaciones de violencia sobre personas menores de edad. Se reduce la práctica de diligencias con intervención de personas menores de edad a aquellas que sean estrictamente necesarias.
  • También se prevé un aumento de la dotación presupuestaria en el ámbito de la Administración de Justicia y la Administración de los Servicios Sociales.

Mejoras introducidas vía enmiendas:

  • Los delitos graves contra menores, como los abusos sexuales, no prescribirán hasta que la víctima cumpla al menos 35 años si la Ley de Infancia sale adelante, tal y como está previsto.
  • Las que refuerzan los mecanismos de protección y participación de los niños y las niñas: se desarrolla el contenido de los protocolos de los centros de protección; se mejoran las funciones del coordinador de bienestar de los centros educativos; se incluye la formación continua y especializada entre las actuaciones preventivas; se elimina la posibilidad de que un funcionario público desestime la denuncia de un niño o niña por supuesta falta de madurez; se pasa a contar con los niños, niñas y adolescentes en la elaboración de los protocolos de actuación en el ámbito educativo, entre otras
  • Las que van a permitir dotar a la Ley de una marcada perspectiva de género de la que carecía anteriormente: se evita que planteamientos no científicos, como el denominado síndrome de alienación parental, desacredite los testimonios de niños y niñas; se añaden entre las actuaciones preventivas las de fomento de relaciones igualitarias entre niños y niñas; se incluye un nuevo artículo específico para proteger a la infancia en las situaciones de violencia de género en el ámbito familiar; se establece la garantía de una atención integral para la recuperación de los y las menores víctimas de delitos violentos de naturaleza sexual y/o de género; o se elimina la posibilidad de guarda conjunta en caso de que existan indicios de violencia de género.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre