lunes, 14junio, 2021
23.3 C
Seville

Invisibles

Rubén Bejarano
43 años. Nací en Madrid, aunque resido en Leganés desde la infancia. Actualmente soy Concejal de Desarrollo Local y Empleo del Ayuntamiento de Leganés. También presido la empresa Leganés Gestión de Medios, S.A. Militante de IU desde 1995, ocupe distintos cargos y formé parte de su Consejo Político Federal entre 2009 y 2015. Fui diputado en la Asamblea de Madrid durante la pasada legislatura. Actualmente soy afiliado a Izquierda Abierta y milito en distintas organizaciones sociales como CCOO, la Asociación de Amigos con el Pueblo Saharaui, la Asociación de Diabéticos o el AMPA "Pardo Bazán".
- Publicidad -

análisis

Ortega Smith emula a Herri Batasuna al desmarcarse de la condena contra el terrorismo machista

El portavoz de Vox en el Ayuntamiento de Madrid, Javier Ortega Smith, se ha vuelto a negar a ponerse detrás de la pancarta del...

El Repaso del 14 de junio: la derrota de Susana Díaz, el pinchazo de Colón, el foco sobre el rey, y el inicio del...

Como cada día en El Repaso, analizamos la actualidad más destacada de manera breve para que estés al día de una manera sencilla y...

Ayuso pone contra las cuerdas al rey

Está visto que a Isabel Díaz Ayuso no se la puede dejar sola por ahí. Cuando Casado y MÁR no la atan en corto,...

Casado pincha y Sánchez sobrevive al 13J

Casado pincha y Sánchez sobrevive al 13J. Un tiro en el pie representó ayer domingo para Génova y Pablo Casado, que no consiguieron grandes...
- Publicidad-

Una de las peores cosas que te pueden ocurrir es aparecer invisible ante los demás. Que en un ámbito personal o profesional construyas una idea, un proyecto o traces una conducta y que sea imperceptible. Que no llegue.

En política también. En los últimos tiempos parece instalada una sensación de aburrimiento, de cansancio y hasta de hastío cada vez que se publica una encuesta de opinión o sondeo electoral: “Más de lo mismo. La izquierda política sigue sin ser capaz, pase lo que pase, de tejer una alternativa a la derecha, ya sea al Partido Popular, como del ascenso de Ciudadanos”. Este podría ser el titular de un medio de comunicación. O el pensamiento de un simpatizante de izquierdas.

Lejos de querer caer en un discurso facilón, pues son muchas variables que existen para analizar este escenario con objetividad, lo cierto es que después de todo este tiempo de medidas antisociales tomadas por los gobiernos de Mariano Rajoy, de la insoportable corrupción del PP (ya incluso confirmada por algunos ante los tribunales), de la ausencia de propuesta de cambio de modelo productivo en nuestro país, volvemos a caer en el riesgo del cortoplacismo. Una vez más, seguimos la hoja de ruta que intensificó nuestra crisis (¿o fue al revés, la hoja de ruta marcó la necesidad de transitar una crisis?).

En cualquier caso, la situación es la que es y las perspectivas, nefastas. La base social de la izquierda asiste impertérrita, resignada, al espectáculo político. Queramos o no, las iniciativas de los partidos que en teoría representan el espacio amplio de la izquierda no solo no consiguen movilizar: ni siquiera logran que muchas personas de la izquierda recepcionen ahora sus mensajes.

Y no se trata de criticar la capacidad de creación de propuestas. No es el caso. PSOE y Podemos plantean ideas y proyectos claros. Pero, ¿llegan a la ciudadanía? Si no lo hacen, ¿es por su contenido o bien por su formas de proyectarlos? Por otro lado, ¿se dirigen a todo el espectro de la izquierda, queda ésta cubierta al completo? Hemos hablado, escrito y debatido mucho de la oportunidad que se está perdiendo durante la presente legislatura con un Gobierno que carece de mayoría absoluta, por no recordar el fatídico 2016 “en funciones”.

La triste realidad que a muchas gentes abruma es que el espacio ideológico de la izquierda no se corresponde fielmente con esa representación que existe hoy en la primera de las instituciones políticas de nuestro país, mismamente el Congreso de los Diputados. Muchas gentes creemos que hay que hacer algo. Porque de lo que se trata es de cómo sumamos las fuerzas suficientes para contrarrestar esta situación. No puede ser que después de mucho tiempo de victorias en procesos electorales del PP, el testigo sea recogido por Ciudadanos y no por un conjunto de fuerzas progresistas.

Nuevas fuerzas políticas, como es el caso de Actúa, están planteando una construcción de la izquierda, desde el respeto y el reconocimiento, sin sectarismos ni vetos, y sobre todo, con mucha pluralidad. La izquierda ha sido siempre un conjunto de distintas culturas políticas y visiones distintas de proyectos. Pero siempre nos ha unido un fin común, la transformación de la actual sociedad en una más justa, igualitaria y solidaria.

No hay otra forma de vencer a la derecha. Ningún partido podrá hacerlo por sí solo porque ninguno ocupa todo el espacio. Y hay que ocupar todo el espectro posible, porque hay vacíos muy claros. No satanicemos a los que puedan venir a ocuparlos si la voluntad es sumar. Un espacio vacío no suma. Evitemos ser una realidad invisible y edifiquemos, entre todos y todas, la alternativa política y social que necesita nuestro país.

 

- Publicidad -

Relacionadas

- Advertisement -
- Publicidad -

1 Comentario

  1. Gracias por tu reflexión, Rubén. Ojalá pronto se consiga cambiar el marco en el que el discurso de la izquierda encuentre el espacio que es absolutamente necesario para la sociedad.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

El espíritu de Suresnes

Ya he tratado este tema hace años, pero me ha venido a la mente el tango y quiero recordar aquel espíritu que vino de...

Bendita vacuna… ¿Maldita vacuna? (II)

Hay una curiosa expresión, casi siempre certera, que dice que «de aquellos polvos, estos lodos». Esta locución, en forma de advertencia, se suele utilizar...

Nueva trampalidad

Se confeccionan pasaportes digitales a medida, para territorio internacional y local, abarcando toda presente y futura restricción, a buen precio y de probada eficacia....

La anunciada conversación de Sánchez con Joe Biden se reduce a un breve encuentro en los pasillos

El jefe del Gobierno, Pedro Sánchez, y el presidente estadounidense, Joe Biden se han saludado y han charlado en un pasillo en la cumbre...
- Publicidad -

lo + leído

El espíritu de Suresnes

Ya he tratado este tema hace años, pero me ha venido a la mente el tango y quiero recordar aquel espíritu que vino de...

Bendita vacuna… ¿Maldita vacuna? (II)

Hay una curiosa expresión, casi siempre certera, que dice que «de aquellos polvos, estos lodos». Esta locución, en forma de advertencia, se suele utilizar...

Nueva trampalidad

Se confeccionan pasaportes digitales a medida, para territorio internacional y local, abarcando toda presente y futura restricción, a buen precio y de probada eficacia....

La anunciada conversación de Sánchez con Joe Biden se reduce a un breve encuentro en los pasillos

El jefe del Gobierno, Pedro Sánchez, y el presidente estadounidense, Joe Biden se han saludado y han charlado en un pasillo en la cumbre...