Nadie entendía nada cuando Lewis Hamilton ha vuelto a adelantar a Max Verstappen, después de que el holandés la había quitado la plaza de cabeza con limpieza impecable.

Nadie entendía nada y nosotros seguimos sin entenderlo, no nos parece aceptable. Nos parece tramposo y repugnante.

El resultado de una carrera de Fórmula 1 deberían decidirlo los pilotos, su capacidad cómo luchadores. Que una norma que no estaba clara porque a Hamilton no se la había aplicado en ningún momento de repente salga de la manga de la FIA y cambie el resultado final de la carrera es, repetimos, repugnante.

Y no solo repugnante, también es sospechosa la insólita velocidad con la que la FIA ha reaccionado.

Extraño en cualquier caso, y muy feo para los aficionados.

Decepcionante. Desagradable.

Una carrera que iba a terminar como una expresión de alegría para los aficionados de la Fórmula 1 que llevan 7 años soportando el dominio aplastante de Mercedes, por muy meritorio que sea su trabajo, al final ha sido un jarro de agua fría.

En derecho hay instancias superiores, el Tribunal Supremo, el Constitucional…

en la Fórmula 1 ojalá lo hubiera y le devolvieran la victoria merecidisima a Max Verstappen.

Nuestro aplauso y nuestro rugido para él. Ha estado magnífico.

Odiamos a los burócratas.

Tigre tigre.

Apúntate a nuestra newsletter

3 Comentarios

  1. Es usted un poco cateto, y perdone el exabrupto.
    Si le hubiera adelantado usando el drs en una zona ilegal también le parecería mal que tuviera que devolverle la posición?

    No conoce suficiente de la fórmula uno, ignora lo básico. Que lástima.

  2. Demuestra usted no conocer los rudimentos BASICOS de este deporte.

    O es usted muy ignorante o está muy fanatizado.

    Lo que ha escrito no tiene ni pies ni cabeza, empezando por el titular y terminando con su odio a los burócratas.

    Da vergüenza ajena leerle.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre